«Sería un pecado venir a Corme y no probar los percebes»

Marta López CARBALLO / LA VOZ

CARBALLO

BASILIO BELLO

A REMOLLO | La actriz Arantxa de Juan, que visitó este mes la Costa da Morte, hizo 300 funciones de una obra de teatro en su propia casa de Madrid

22 ago 2021 . Actualizado a las 20:50 h.

¿Interpretarían una obra de teatro en su propia casa? ¿Dejarían, a lo largo de 300 funciones, que perfectos desconocidos entrasen a su hogar? Arantxa de Juan, de dilatada trayectoria profesional, sentó precedente cuando encarnó a la también actriz Anna Magnani en la que entonces era su casa, en el centro de Madrid. Sobre esta experiencia habló recientemente en el Museo de Arte Contemporáneo de Corme tras pasar unas semanas de visita por la Costa da MorteAmar en tiempos revueltos, El síndrome de Ulises o La pecera de Eva son algunas de las producciones televisivas en las que ha participado, aunque a lo largo de su carrera siempre ha habido lugar para el teatro. En 2019 recibió el premio a mejor actriz protagonista en Los Angeles Film Awards por la película Todos cambiamos.

-¿Qué tal su visita por la zona?

-Me ha encantado. No conocía la Costa da Morte y he de decir que me ha sorprendido mucho. He visitado bastantes sitios y, sobre todo, he saboreado el ambiente, que es muy tranquilo. ¡Y nos ha hecho buen tiempo!

-¿Qué es lo que más le gustó?

-Yo creo que Fisterra. Es que es un sitio muy mágico. Llegas allí y te imaginas a esos hombres que pensaban que la tierra era plana. Casi puedes ver a los dragones [ríe]. Me ha encantado.