Aspaber da un paso más en su larga lucha por la inclusión laboral

La formación dual puesta en marcha este año fue presentada ante Francisco Conde


carballo / la voz

Aspaber, entidad pionera en tantas cosas desde mediados de los años 70, ya no solo en Carballo sino en el resto de Bergantiños e incluso en Galicia, también lo está siendo en la formación dual para sus alumnos, gracias a un nuevo programa de la Xunta. De modo sencillo, se trata de «aprender a facer facendo», como resumió ayer Dolores Fernández, la directora, durante la presentación del programa, que tiene tres años de duración.

Los alumnos, diez en total, aprenden un oficio, algo que en este centro ya se hace desde hace mucho, y por muchos, pero además tendrán un título académico que acredite esa formación, con validez en toda el país. Esa es la gran novedad, reto o como se quiera llamar, que Fernández, muy curtida ya en miles de batallas de este tipo, explicó con fría claridad en el centro ante el conselleiro de Industria, Francisco Conde, y la directora xeral, Covadonga Toca; el alcalde de Carballo, Evencio Ferrero; ediles del BNG, del PP y del PSOE, y regidores de la comarca como los de A Laracha, Laxe, Malpica, Coristanco y un representante de Ponteceso, además de integrantes de otros cuatro centros que también desarrollan una iniciativa similar (San Xerome Emiliani, Acesca, Juan María y Amicos), y por supuesto los principales protagonistas, los alumnos que están aprendiendo.

Un vídeo

Todos hablaron a través de un vídeo que ellos mismos vieron junto al resto de asistentes, en el que explican qué buscan con esta formación. Y coinciden: tener un título, un empleo, un sueldo, ser autónomos, ayudar a los compañeros y a las familias. Su aprendizaje es para la limpieza de edificios públicos, en la que Aspaber tiene mucha experiencia, pasada y presente, y combina tanto la teoría como la práctica.

El acto lo abrió Rufino Fraga Fraga, presidente de Aspaber, que lleva ya meses al frente de la entidad en sustitución del histórico y pionero Francisco Costa, quien destacó la importancia de este proyecto de obtención de competencia profesionales para los alumnos, sus familias y el centro.

Fernández recordó (lamentó) que la inclusión laboral de las personas con diversidad funcional sigue siendo muy baja en Galicia, y una de las causas puede ser precisamente esa falta de reconocimiento académico que tratan de paliar actuaciones como esta (inspirada en una similar en Baleares, hace ya unos dos años), aunque su entidad trabaja en más vías, por ejemplo con otros socios europeos, para que haya un cambio normativo que permita dar pasos más importantes en ese sentido. Recordó el trabajo que se hace en Aspaber, con 54 trabajadores, en concellos de la zona, cuya implicación agradeció, lo mismo que la de las empresas.

Sesenta entidades

Dolores Fernández espera que estas experiencias no se queden en piloto, sino que vayan a más: más entidades, más aprendices (suman 60 ahora en Galicia) y por lo tanto más empleo y estabilidad y futuro para este colectivo. «O traballo máis produtivo é o que sae das mans dunha persoa contenta», indicó.

El regidor carballés, Evencio Ferrero, empezó diciendo que «non hai nada máis gratificante que facer política para as persoas», especialmente cuando se trata de avanzar en las sociedades inclusivas. Carballo lo fue ya en el 2004, cuando Aspaber ganó el contrato para la limpieza viaria, todo un logro. «Aspaber sempre foi un exemplo», indicó el alcalde. Algún premio lo refrendó, como el del Padroado Fogar de Bergantiños. También agradeció el apoyo de la Xunta para poner en marcha esta formación, e hizo un llamamiento a todas las Administraciones para que esta rueda no se detenga.

Francisco Conde, por su parte, tampoco escatimó palabras de elogio, haciendo suyas las de «aprender a facer facendo» para describir este programa. En general, hizo hincapié en la necesidad de aportar por iniciativas formativas que contribuyan a la inclusión sociolaboral. La de Aspaber es una de las seis gallegas de este nuevo programa de formación dual emprendido por la Xunta. El conselleiro dio las gracias a toda la comunidad, pero especialmente a los aprendices, que «trasladan un exemplo de esforzo, de querer aprender», hecho al que hay que tender la mano para que efectivamente tengan oportunidades.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Aspaber da un paso más en su larga lucha por la inclusión laboral