Las playas de la Costa da Morte se cubren de algas

Varios arenales han variado de aspecto estos días


carballo / la voz

Determinados días del año, desde siempre, las playas de la Costa da Morte se llenan de algas, que van y vienen con las mareas. Esta semana, este ciclo alcanza su plenitud, sobre todo en los arenales más abiertos. Ayer, el de Traba, en Laxe, estaba cubierto, lo mismo que la parte más occidental de Razo o un tramo de la de Caión (ya anteayer), entre otras muchas.

En las playas donde hay píllaras, las algas no se pueden tocar, pues ahí está el sustento de estas pequeñas aves protegidas, y además así lo establece un decreto de la Xunta para su protección. Lejos quedan los años de los tractores arrastrando los vegetales por la arena para su limpieza. En Razo (más bien, hacia Baldaio, después del río), hace ya años que no se tocan. También forman parte de la memoria los carros de vacas cargados de algazo, labor muy habitual en determinados puntos de Camariñas. En Santa Mariña era bastante frecuente echarlas a secar, incluso en caminos públicos asfaltados y en los días de calor, destinadas a abono doméstico (fertilizantes para las huertas, generalmente), pero también a la venta para usos médicos o cosméticos.

Solo una empresa se dedica de manera profesional a la recolección de las algas.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Las playas de la Costa da Morte se cubren de algas