carballo / la voz

Uno de los muchos aspectos de los que puede presumir la Costa da Morte es de su carácter solidario, algo que se ve en numerosas facetas: desde que haya que arrimar el hombro para habilitar una casa a quien la necesita (caso de Camelle) hasta participar en la cenas, de Cáritas o de la juntas locales contra el cáncer, para poner unos granos de arena en la investigación o en sufragar las carencias.

Es habitual, sí, pero aún así sorprende que se reúnan más de 900 personas en la cena del cáncer de Cabana, un municipio de poco más de 4.300 personas. No extraña, por tanto, que Julia Blanco, la presidenta de la entidad local, estuviese ayer emocionada. No sol por la asistencia, que también, sino por la ingente cantidad de regalos donados por las casas comerciales (no solo de Cabana, y también los asistentes eran de varios lugares de la comarca) para los sorteos. «Creo que se multiplicaron os donativos», explicaba. No fue solo cenar, también charlar y bailar. De esto último se encargó Yudith Cundíns y la discomóvil Impacto.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Oleada de solidaridad en Cabana