Ellos también votarán este año

Con la reforma de la ley electoral, las personas que estén incapacitadas legalmente podrán votar en las elecciones

;
«Percorrín todas as mesas electorais de Malpica buscando o meu nome nas listas, pero non estaba» El malpicán Adrián Veres tiene 46 años y votó en todos los procesos electorales que pudo, aunque lleva más de diez años sin poder ejercer este derecho al estar incapacitado

Carballo / La Voz

Con la modificación de la ley electoral, aprobada a finales del año pasado, unas 100.000 personas con discapacidad intelectual podrán votar en los próximos comicios por primera vez (más de 5.000 solo en Galicia, según datos aportados por Fademga Plena Inclusión Galicia). Esta reforma afectará únicamente a las personas que estén incapacitadas, pues otras con diversidad funcional han podido ejercer su voto con normalidad.

Un grandísimo paso para garantizar un sufragio universal realmente inclusivo, tal y como venían exigiendo diferentes entidades después de que en 2008 entrase en vigor la Convención Internacional sobre los derechos de las personas con discapacidad. Precisamente el comité encargado de examinar el cumplimiento de lo dictado en esta convención hizo en 2011 varias observaciones: «Preocupa al comité que se pueda restringir el derecho al voto de las personas con discapacidad intelectual o psicosocial si ha sido privada de su capacidad jurídica o ha sido internada en una institución», decía el organismo en sus observaciones finales.

Once años después de la entrada en vigor de esta Convención, los comicios generales del próximo mes de abril supondrán para muchos diverso funcionales su primera participación activa en la vida política, pudiendo también ser elegidos para formar parte de las mesas electorales.

«Sempre votei, practicamente dende que fun maior de idade, ata que me quitaron ese dereito»

Tomás Ángel Pérez también es de Malpica y tiene 54 años. Trabaja en el taller de escayola de Aspaber, aunque también hizo carpintería anteriormente. Aunque no sigue con mucho detalle la actualidad política, sí le gusta ver programas de televisión en los que se hable de esos temas y conocer a los candidatos. Siempre votó, prácticamente desde la mayoría de edad, «ata que me quitaron ese dereito», dice. Hace muy poco que se enteró de que le había sido restituido: «Ata que chegue o día non saberei se votarei ou non, pero gústame que poida ir», afirma.

«Percorrín todas as mesas electorais de Malpica buscando o meu nome nas listas, pero non estaba»

El malpicán Adrián Veres tiene 46 años, «camiño dos 47», dice, y votó en todos los procesos electorales que pudo, aunque lleva más de diez años sin poder ejercer este derecho al estar incapacitado. Ahora, con la modificación de la ley electoral impulsada en octubre del año pasado, podrá volver a emitir su voto en los comicios, y por partida doble.

«Dende o 2008 percorrín todas as mesas electorais de Malpica buscando o meu nome, e ata me plantei na oficina do alcalde, pero o meu nome non aparecía nas listaxes», cuenta Adrián. Su único deseo, dice, es poder ejercer su legítimo derecho: «Estou traballando, ocúpome dos meus papeis... E sen embargo non me deixaban votar. Chamábanlle a isto democracia?», juzga.

Cuando su padre le acercó al trabajo una carta en la que era llamado a las urnas sintió gratificación «e moita alegría», narra, pues considera que se impulsó, por parte del Gobierno, «unha lei de incapacitación moi mal feita» y que cualquier persona tiene derecho de participar activamente en la vida política de su país, comunidad autónoma o municipio.

A él, particularmente, le gusta estar enterado de la actualidad política y conocer a los candidatos, así como las propuestas que presentan de cara a los tres comicios que se avecinan: «Gústame estar informado e saber algo de todo», asegura.

«Habilitamos talleres de preparación para a votación, xa dende moito antes de reformarse a lei»

Como parte de la formación que reciben los usuarios de Aspaber para mejorar su autonomía y enfrentarse al mundo exterior, en el centro también se han impulsado talleres de preparación de cara a procesos electorales como los que están por celebrarse durante esta primavera. «É unha práctica habitual, xa dende moito antes da entrada en vigor desta modificación, xa que forma parte do programa de promoción da autonomía dos usuarios, e tamén das súas habilidades sociais», señala Dolores Fernández, directora de la entidad.

Nunca estuvieron muy de acuerdo con que la pérdida intrínseca de derechos ligada a la incapacitación legal, una figura muy utilizada «para preservar o patrimonio das persoas» y velar por su integridad. «Por un lado tes a alguén que che axude a xestionar os teus bens e o teu patrimonio, pero por outro lado estábanche restando dereitos», señala Dolores, en relación a la retirada del sufragio que los jueces solían ordenar en estos casos.

Creen que, con esta nueva medida, se les devolverá a los usuarios la capacidad de decidir libremente si acudir o no a la llamada de las urnas, un derecho que cualquier otra persona, solo por el hecho de cumplir los 18 años, tendría garantizado.

De los casi 130 usuarios que son atendidos por Aspaber en la actualidad, 68 recuperarán ahora su derecho a voto: más de la mitad. Un pequeño paso más de cara a la inclusión total en la sociedad de las personas con algún tipo de discapacidad.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Ellos también votarán este año