La primera de las nueve finales

FÚTBOL | TERCERA DIVISIÓN | Bergantiños y Paiosaco afrontan un final de liga de infarto. El Laracha depende del Fabril, que se encuentra a 14 puntos de la salvación


Carballo / La Voz

Restan nueve jornadas para la conclusión de la liga en Tercera División. Nueve auténticas finales, en las que los representantes de la Costa da Morte se lo jugarán el todo por el todo. Tanto en la zona noble como en la parte baja de la clasificación. Y la primera de estas finalísimas se disputará este fin de semana.

En la parte alta, el Bergantiños viajará al municipal Alcalde Manuel Candocia para medirse al Somozas, un equipo diseñado para grandes retos, pero que deambula por la zona media. Sin embargo, el verdadero talón de Aquiles del Bergantiños este curso son precisamente los equipos, en teoría, de nivel inferior. Ya lo advirtió Rubén Rivera el pasado fin de semana: «Contra los equipos, denominados de nuestra liga, solemos ser bastante fiables y solventes, fallamos con los que, en teoría, están en la zona media y baja».

Las matemáticas están ahí e indican que el cuadro rojillo no gana desde el pasado 17 de febrero en A Laracha (2-3). Desde entonces, encadena cuatro empates y una derrota. Sin embargo, el entrenador del Bergantiños, Miguel Figueira, apeló a la calma. Dijo que estaba «moi satisfeito» del trabajo realizado por sus jugadores y cree que el fútbol no está siendo ahora justo con ellos: «A comezos de tempada, gañabamos partidos que, ao mellor, non xogabamos tan ben, pero eramos resolutivos. Agora, sendo mellores, non sacamos adiante os partidos, pero non é un problema de actitude ou de xogo», dijo Figueira.

El preparador no quiere buscar excusas a estos flojos resultados: «Nunca o fixen», pero la baja de Pablo Agulló, lesionado de gravedad al inicio de temporada, está siendo determinante: «Para nós é un xogador crave. Pode xogar no centro da defensa e no centro do campo». El jugador encara la recta final de su lesión y Figueira prevé tenerlo recuperado del todo para el final de liga, pensando, sobre todo, en la fase de ascenso a Segunda B, «onde o concurso de Agulló será moi importante para nós».

Figueira solo piensa en el título: «Ser campión ábreche moitas oportunidades na liguilla de ascenso. A primeira eliminatoria sería contra o primeiro clasificado doutro grupo. De gañar, ascenderiamos directamente a Segunda B. Se perdemos, poderiamos seguir competindo nas eliminatorias». Para ello, el Bergan deberá superar a dos huesos duros de roer como son el Racing de Ferrol y el Compostela, líder y tercero, respectivamente.

El Bergantiños jugará mañana en As Somozas: «É un equipo moito mellor do que reflicte a súa clasificación e haberá que estar moi concentrados para gañar». Figueira cree que todavía queda mucha tela que cortar en estas nueve jornadas: «Hai tres meses, o Barco estaba segundo-terceiro na táboa, agora está fóra do play off. O Ourense [Unión Deportiva], ao principio de tempada, estaba tamén, segundo-terceiro, agora é cuarto. O Arousa está fóra cando a comezos de liga estaba aí arriba. Os únicos que seguen aí son o Bergantiños, o Racing e o Compos».

Paiosaco

Otro que se juega la vida en los próximos nueve partidos es el Paiosaco. Después de atravesar su particular Tourmalet, los de Juan Riveiro disputarán este tramo decisivo contra elencos de su misma liga. Empezando mañana (17.30 horas) en Barraña contra el Boiro, penúltimo: «Si ganamos daríamos un paso de gigante, dejaríamos a un rival directo a siete puntos. Incluso un empate sería bueno, teniendo en cuenta el golaveraje particular, ya que en la ida ganamos por 2-1», argumentó el preparador, Juan Riveiro, quien ayer lamentó haber sufrido empates contra rivales de la talla del Racing de Ferrol (2-2) o el Barco (1-1), que bien pudieron ser triunfos: «Pero el equipo compite, no baja los brazos y en eso estoy muy tranquilo». Para el encuentro de mañana, Riveiro cuenta con las bajas de Ruchi, Eloy, Beto y Juanma.

El Laracha depende del Fabril, que se encuentra a 14 puntos de la salvación

El Laracha merece un análisis aparte. Su salvación no depende únicamente de lo que haga en los terrenos de juego, sino de lo que haga el Fabril en Segunda B. Y todo ello en virtud del convenio suscrito con el Deportivo. A efectos federativos, el club del municipal es un filial de la entidad herculina. La salvación del Laracha pasa por la del Fabril y todo apunta a que el equipo presidido por Canito acabará en Preferente, toda vez que el Fabril está a 14 puntos de la salvación. En todo caso, el entrenador larachés, Oscar Gilsanz, no quiere que los temas extradeportivos afecten a la plantilla: «Lo que tenga que ser, será, pero los jugadores y yo preparamos los partidos en función de nuestros intereses y no de lo que hagan los demás». El Laracha juega hoy (18.30, municipal) contra el Céltiga y afronta el duelo con numerosas bajas: Adri Castro, Kanouté, David García, Iago Blanco, Angeriz, Víctor y Jiménez. Gilsanz recupera a Manu Mosquera y tiene la duda, por molestias, de Iván.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La primera de las nueve finales