A Cidá de Borneiro se desmorona

Años sin mantenimiento y visitas poco respetuosas ponen en peligro el castro


Carballo / la voz

Ninguna acción de consolidación en más de 20 años y el poco respeto de muchos visitantes están poniendo en peligro en castro de Borneiro, declarado BIC (Ben de Interese Cultural) desde hace solo un puñado de años.

En el yacimiento se pueden ver muchas piedras desprendidas por la acción de los elementos meteorológicos, pero también por la de los que acuden al recinto por libre o en excursiones organizadas, según pusieron de manifiesto miembros del colectivo A Rula. Hace ya días, quizá a mediados de septiembre, aparecieron junto a un roble tres piedras que formaban la hoguera de una de las viviendas castreñas. Por motivos desconocidos alguien las sacó de su localización original y las trasladó a la base del árbol formando lo que parece un asiento.

En muchos de los muros han caído piedras, tal vez porque la última consolidación, con cemento, data de 1996 y desde entonces no se ha realizado otra. La siguiente intervención fue en el 2007 y consistió en la excavación de la zona exterior y el descubrimiento de las construcciones de extramuros, el acceso natural al recinto. Ahí han caído también muchas piedras e incluso hay un roble grande que empieza a presionar una de las paredes. En este caso la consolidación tuvo que realizarse con argamasa, que fue el material que Patrimonio consideró más adecuado, pero duró poco en efecto porque la lluvia la deshizo en muchos tramos.

Ángel Eiroa, guía del yacimiento, explicó que es muy habitual que los visitantes se suban a las paredes para tomar fotografías. No solo lo hacen los niños, sino también los adultos, incluso de la forma más inocente. Estas acciones reiteradas, sobre todo durante la temporada alta, causan graves daños a la integridad de las antiguas construcciones.

Además, algunos de los daños parecen haber sido hechos a propósito. Llama la atención, además del traslado de piedras, que algunas parezcan arrancadas a media altura de los muchos o que haya aparecido la calavera de un animal, probablemente un equino, sobre una losa del acceso alto.

El guía señala que sería interesante reponer o mejorar los carteles informativos para que los visitantes supieran las consecuencias que puede tener que se suban a los muros.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

A Cidá de Borneiro se desmorona