«La danza todavía tiene mucho que decir»

La compañía Entremáns regresará mañana a Carballo para abrir la Primavera enDanza con «Amediometrados»


carballo / la voz

La danza regresa a Carballo una primavera más. Y lo hace con una compañía ya conocida, Entremáns, que desplegará en el Pazo da Cultura (21.00 horas, 3 a 4 euros), tras un pequeño aperitivo matinal (13.00, jardín municipal) el espectáculo Amediometrados. La bailarina y coreógrafa Kirenia Martínez (Cuba, 1980) compartirá escenario con Beatriz Pérez, Jordi Vilaseca y David Edreira.

-¿En qué consiste esta obra?

-Son tres situaciones distintas, tres relaciones que se han visto marcadas por las medidas, por las hormas... Es una reflexión sobre lo que nos separa y lo que nos une, sobre las distancias. Hay dos dúos y un solo y todos tienen elementos simbólicos, como las hormas de zapatos, porque a veces no encontramos ese medio número que nos falta y tenemos que andar con zapatos grandes o pequeños.

-¿El público que les vio anteriormente en Carballo encontrará elementos reconocibles?

-El público de Carballo, que ha estado ahí acompañándonos desde el principio y siempre nos ha dado una buena respuesta, nos va a reconocer porque no hablamos de meteoritos ni de electrofísica nuclear; hablamos de lo que nos pasa o de lo que le pasa al que está a nuestro lado. Va a reconocer el lenguaje de la compañía, porque siempre hay un estilo que te identifica. Pero también intentamos proponer y desdoblarnos, superar una etapa, y sorprender.

-Harán además un avance matinal y un encuentro con el público tras la función. ¿Cómo valora estas propuestas?

-Creo que, pese a que supone un trabajo a mayores, es algo muy válido. El aperitivo previo permite captar la mirada del transeúnte, cautivarlo y que se pregunte qué está pasando, dónde está pasando y cómo puedo llegar a ello. Y en la toma de contacto posterior siempre se genera un debate muy enriquecedor y que nos sirve también para ver lo que funciona y lo que no y hacer cambios.

-Una de las características de la compañía es la construcción colectiva de las obras. ¿Es muy complicado trabajar así?

-Pese a ser todos tan distintos, de generaciones de la danza y lugares de procedencia diferentes, unificar todo esto fue fácil porque somos amigos; hay un vínculo personal que facilita las cosas y el roce que puede existir siempre se debe a contrastes artísticos. Existe mucho respeto profesional entre nosotros y cada uno aporta algo diferente.

-¿En qué momento se encuentra la danza en Galicia?

-Hay mucho por hacer, aunque los tiempos no nos favorecen. Tuvo un crecimiento e iba muy bien, pero ahora está en un parón, pero solo hacia fuera, porque los creadores seguimos trabajando. La creación no está sujeta a la crisis y la danza todavía tiene mucho que decir.

kirenia martínez coreógrafa y bailarina

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

«La danza todavía tiene mucho que decir»