Una comarca muy internacional

M. P. Valle redac.carballo@lavoz.es

Según el Barómetro Municipal do Concello de Carballo, que se edita una vez al año, en el municipio está empadronada solo una persona de Japón. Es Fumie Kitahori . Natural de Yokohama (muy cerca de la capital, Tokio), tiene 35 años y reside en la capital de Bergantiños desde el 2007 con su marido, José Manuel (trabaja en Malpica y es natural de Cabana) y su hija de tres años. Llegó a España con su marido, pero ya antes estuvieron en Bristol (Inglaterra), y antes en Estados Unidos. Fue allí donde se conocieron, cuando ella residía en Boston y él en Georgia. Solo hablaban en inglés. Fumie se expresa ahora en un excepcional castellano. En gallego, no, pero lo entiende. Su vida ya está aquí. Trabaja en la empresa Hijos de Rivera, en su sede en A Coruña. Define Carballo como «un lugar muy tranquilo». Dice que la gente la trata muy bien, y que en general, «todo es muy distinto». La comida es buena, añade, pero echa mucho de menos la típica de su país, al que viaja con frecuencia. Suele decirse (es un tópico) que en Japón se mantiene la tradición y la modernidad, pero ella no está muy de acuerdo en eso. Asegura que, donde sí ocurre, en aquí, en la Costa da Morte. «Se mantienen mucho las tradiciones», dice, al referirse por ejemplo a lo que ve en la parroquia natal de su esposo, con gente «a la que les cuesta entender la vida fuera de Galicia». Por cierto, Costa da Morte en japonés se dice, más o menos «Sinokaigan». Y a Muxía. Fumie es la única en Carballo, pero no en la Costa da Morte, donde desde hace más de 40 años reside el pintor Yoshiro Tachibana , Nino , que estos días disfruta, como un muxián más que ya es, de las fiestas da Barca. Pudimos verlo, por ejemplo, durante el pregón que ofreció el profesor Arturo Suárez Varela . No estuvo solo, porque Nino acudió acompañado por Alexandro , otro de los muchos artistas que se han instalado en Muxía en los últimos años. La verdad es que localidad se ha convertido en un paraíso artístico que también han elegido otros pintores como el ourensano Nelson Zumel o el alemán Detlef Kappeler . No es de extrañar, porque la belleza de la localidad nadie la pone en duda, aunque si lo que buscaban es paz es más que probable que estos días se escapen, porque la Barca es mucha Barca y atrae a miles de personas. Despedida. Feliz como los pintores en Muxía, se sintió en Galicia el hasta ahora cónsul general de Uruguay, Gonzalo Koncke , un diplomatico muy querido por sus compatriotas. Sobre todo por los residentes en Carballo y Bergantiños, que ayer se reunieron con el en la Casa del Uruguay El Ceibo para rendirle un homenaje y despedirse cariñosamente de él, que vuelve a su país para preparar las elecciones del próximo mes de octubre. A acto asistió también el alcalde, Evencio Ferrero ; la ex concejala Lourdes Rey , y Milagros Lantes , entre muchas otros carballeses, uruguayos y casrballeses-uruguayos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos

Una comarca muy internacional