El pez más rápido del océano avanza hacia su extinción

El marrajo, que captura la flota gallega, ha sido incluido en la categoría de «en peligro de extinción» en la Lista Roja de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza


la voz

El marrajo (Isurus oxyrinchus), el pez más rápido del océano, avanza más acelerado aún hacia su extinción. La especie sufre un grave agotamiento de sus poblaciones en todo el planeta, con un declive del 60 % de sus poblaciones de un 60 % en un lapso de 75 años, por lo que acaba de ser catalogada como «en peligro de extinción» en la Lista Roja del Grupo de especialistas en Tiburones de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza.

Los marrajos, según advierte la institución, se reproducen lentamente y son apreciados en muchos países por su carne y sus aletas. De hecho es una de las especies que captura la flota gallega. Sin embargo, su pesca no está sujeta a ningún contingente o limitación.

En la Lista Roja para 58 especies tiburones y rayas, un total de 17 han sido incluidas en la categoría de «en peligro de extinción». Tanto el marrajo (Isurus oxyrinchus) como el marrajo carite (isurus paucus) han recibido ahora esta catalogación. El Grupo de Especialistas en Tiburones de la UICN advierte que ambas especies se enfrentan a un «muy elevado riesgo de extinción en estado silvestre». La amenaza para el que está considerado como el tiburón más emblemático del océano supone para el Fondo para la Conservación de los Tiburones (SCF) una serie advertencia que alerta de la necesidad de aplicar de forma urgente «un conjunto de medidas de conservación para evitar la desaparición de la especie».

Las nuevas evaluaciones para el marrajo llegan antes de que este año se presenten algunas oportunidades que pueden permitir cambiar las reglas del juego y velar por su protección. En mayo, los gobiernos de países de todo el mundo estudiarán la inclusión de un número récord de especies de tiburones y rayas gravemente amenazadas en el apéndice II de la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres (CITES).

La Unión Europea también está sometida a fuertes presiones para que anuncie lo antes posible cuotas de capturas para esta especie. De igual modo, a través de The Shark League, la liga de tiburones, también se apoyan los esfuerzos desplegados para conseguir límites de capturas concretos del marrajo en el Atlántico norte, una de las regiones del planeta en el que corre mayor riesgo de extinción. 

El marraxo no es el lince ibérico

e. abuín

El sector pesquero emprende acciones para evitar que este escualo acabe en la lista de especies amenazadas

La flota de palangre de superficie, un segmento con marcado acento gallego, trata por todos los medios de frenar la ofensiva con la que varias organizaciones ecologistas, con México como país instrumental, pretenden incluir al marraxo sardinero (Isurus oxyrinchus) que Galicia pesca con pez espada, quenlla y algún que otro túnido, entre las especies amenazadas, un escalón en el que coincidiría con el lince ibérico si es que, ahora que ya existen 600 ejemplares, se retira del catálogo de en peligro de extinción. La propuesta que México ha elevado a la CITES (Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres) es incluir la especie pesquera en el apéndice II, donde figuran las que no están necesariamente amenazadas de desaparición pero que podrían llegar a estarlo si no se controla estrictamente su comercio. Estas transacciones, aunque no se prohíben, sí podrían quedar supeditadas a la concesión de un permiso de exportación o un certificado de reexportación... En definitiva, papeleo y burocracia que dificultan, cuando no desalientan, el comercio. Una complicación que, a juicio de los profesionales españoles, no tiene razón de ser. Porque aseguran que el stock no está en estado tan crítico. O por lo menos existen serias dudas de ello. Desde luego, no se encuentra, ni de lejos, en la situación biológica del tiburón ballena o el martillo, que sí están listados en el apéndice II. Ni tan siquiera está en el caso de su primo cercano el mako o marraxo carite (Isurus paucus), menos abundante, y del que es difícil diferenciarlo incluso para un observador experimentado, explica Jaime Mejuto, investigador del equipo de túnidos y afines del Oceanográfico de A Coruña.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
10 votos
Comentarios

El pez más rápido del océano avanza hacia su extinción