«Tratamos de hacer patria, y que la gente se vaya contenta de un año para otro»


Puede considerarse uno de los mayores expertos de la Exaltación do Polbo de Porto do Son, puesto que de las 25 ediciones que se han celebrado, «estuve en todas y solo fallé dos o tres años». Manuel Veloso sabe lo que es cocinar para tanta gente, y aunque ha preparado churrasco, carne ao caldeiro y empanadas para centenares de comensales, tiene especial predilección por cocinar el pulpo de esta cita gastronómica.

«Nosotros tratamos de hacer patria, y que la gente se vaya contenta de un año para otro, porque si los quemas una vez, al siguiente no vuelven. Que hay que cobrar, efectivamente hay que cobrar, pero hay que dar algo a cambio», destacó Veloso, que señaló que la cita sonense tiene tanta aceptación que incluso recibió encargos de un montón de gente que se lo querían llevar para comer en casa.

Aunque las capturas de pulpo han caído en picado en los últimos meses, el cocinero reconoció que la mayor dificultad para encontrar un producto de calidad es que hay que desembolsar un alto precio. «Difícil no es conseguir el pulpo, lo que hay es que pagarlo. Lo que sucede es que ahora el grande está saliendo hueco, y el pequeño está muy bueno, pero los comensales quieren trozos grandes y no pequeños, y así no rinde», destacó Manuel Veloso.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

«Tratamos de hacer patria, y que la gente se vaya contenta de un año para otro»