Lista de espera de más de un año para poder estrenar piscina en Barbanza

Ana Lorenzo Fernández
Ana Lorenzo RIBEIRA / LA VOZ

BARBANZA

En los últimos meses se ha solicitado permiso para instalar una veintena de piscinas en el municipio pobrense
En los últimos meses se ha solicitado permiso para instalar una veintena de piscinas en el municipio pobrense

En 15 meses se construyeron un centenar, pero hay muchas que no están registradas

25 jun 2021 . Actualizado a las 11:43 h.

No dan abasto. Las empresas de instalación y construcción de piscinas tienen más encargos de los que pueden asumir y, de hecho, ya hay lista de espera hasta el verano que viene para poder darse un chapuzón en algunos de los vasos que se colocarán en fincas privadas de la comarca. Los empresarios del sector tienen claro que el miedo a posibles contagios fue el detonante para que, desde abril del año pasado, se disparase la contratación de este tipo de estanques artificiales.

«El año pasado ya fue una locura y este 2021 vamos por el mismo camino. Después del confinamiento, cuando empezaron a levantarse las restricciones, todo el mundo empezó a encargarlas por si no se podía ir a la playa», apunta un empresario de Ourense, que tiene que venir desde Verín para colocar sus piscinas. Explica que en Galicia no hay muchas empresas especializadas, y están recibiendo encargos de todos los puntos de la comunidad, así como desde Portugal o incluso Madrid y Valencia.

Esta gran demanda incluso ha llevado a muchos emprendedores de la zona a optar por esta vía. El ribeirense Cipri Sampedro estuvo una década colocando piscinas en la zona de Barcelona, pero al regresar a la comarca solo encontró trabajo en las fábricas. En vista del bum del sector en Barbanza, este año se especializó «y tengo todo completo hasta diciembre. Tengo encargos en toda Galicia, Asturias y País Vasco». Dice que ahora ha bajado un poco la demanda, porque la gran mayoría sabe que no va a dar tiempo a que les instalen una este verano.