Cerca de 18.000 edificios con más de medio siglo tendrán que ser evaluados

La inspección estudiará aspectos como la accesibilidad y la eficiencia energética


Ribeira / la voz

El Diario Oficial de Galicia recogió esta semana el anuncio por el que se somete a información pública el decreto mediante el cual la Xunta regulará el Informe de Avaliación Estratéxica (IAE), en el que se recogerán los inmuebles que tengan 50 años de antigüedad o más. Esto, en la comarca supone que 17.801 edificios -según los datos publicados por el Instituto Galego de Estatística, aunque los que hayan sufrido una reforma integral tomarán la fecha de esas obras como referencia- tendrán que ser sometidos a examen para disponer de este informe.

La Administración autonómica indica que la evaluación tendrá que ser elaborada por un «técnico competente» y que esta servirá para acreditar la situación en la que se encuentra un edificio en relación con su estado de conservación, con cumplimiento de la normativa vigente de accesibilidad y con su grado de eficiencia energética.

Esta situación afecta con mayor incidencia a Ribeira, donde se cuentan 3.872 edificios con más de medio siglo de vida. Pero en proporción no es el municipio en el que más vecinos tendrán que realizar el informe que reclama la Xunta. En Outes, la medida afectará al 81,1 % de las construcciones, por lo que tendrá repercusión en gran parte de sus vecinos. También es significativa la cifra en Noia, donde los inmuebles con más de 50 años de antigüedad suponen el 53,26 % del total.

Por su parte, en Lousame y Ribeira el porcentaje es bastante similar, con un 48 % y un 47,8 %, respectivamente. En el polo opuesto se encuentran Porto do Son (31,6 %), Boiro (32,8 %) y Mazaricos (34,9 %). En el global de la comarca, el decreto aprobado por la Administración gallega -que se encuentra en período de información pública- tendrá repercusión sobre el 43,4 % de los edificios barbanzanos.

Ayudas de 12,7 millones

La elaboración del Informe de Avaliación Estratéxica garantiza a los propietarios, según la Xunta, «un coñecemento detallado da situación do inmoble e permite saber de forma preventiva as posibles actuacións que sexan necesarias realizar para evitar futuros deterioros que causen danos». Pero hacer reformas no es gratis y, por ello, el organismo autonómico anunció que destinará 12,7 millones de euros a ayudas para la ejecución de las reparaciones necesarias que se puedan derivar de la realización del examen.

Asimismo, también recalca que esta medida será obligatoria, además de para los edificios con más de cincuenta años, para otros inmuebles si así lo establece la normativa autonómica o municipal. En este sentido, cabe destacar que los concellos podrán rebajar la antigüedad de las construcciones que estén obligadas a disponer del informe de evaluación.

Entre los contenidos que deberá incluir el documento, están los datos de identificación del edificio y del personal facultativo que lo suscribe, el estado de conservación del inmueble, las condiciones básicas de accesibilidad universal y la eficiencia energética. Las Administraciones locales, dentro de sus competencias, podrán añadir otros parámetros.

Actualmente hay edificios que ya cuentan con el documento de la Inspección Técnica de Edificacións. Estos podrán incorporarse al IAE completando lo referido al apartado de accesibilidad y al de eficiencia energética.

Carlos Henrique Fernández Coto: «Debería supor máis traballo para os profesionais da construción»

El Informe de Avaliación Estratéxica será «como a ITV dos coches, pero para os edificios», comenta el arquitecto Carlos Henrique Fernández Coto. Eso sí, con la matización de que en vez de ser una revisión anual, esta tendrá que realizarse cada diez años. «Moitas veces os inmobles teñen problemas que, ou ben non se detectan, ou si, pero o propietario mira para outro lado por falta de cartos», indica Fernández Coto. El arquitecto considera que esta medida, por lo menos, «debería supor máis traballo para os profesionais da construción, xa que haberá que facer reformas».

En este sentido, Fernández Coto recordó el derrumbe de parte de la fachada de una casa en Ribeira a finales del pasado mes: «Falta mantemento e conservación. Se tivera a Inspección Técnica de Edificacións pode ser que non caera ou, de facelo, tería un respaldo técnico».

Poca costumbre

El arquitecto resalta que «en España hai pouca cultura de rehabilitación de inmobles, faise máis que nada porque o esixe a Administración. No resto de Europa preocúpanse máis de coidar estas cuestións, aquí estamos pouco acostumados».

Para velar por el cumplimiento de la norma, la Xunta prevé crear el Rexistro Galego de Informes de Avaliación dos Edificios, en el que se inscribirán los IAE y sus actualizaciones. El decreto también recoge que serán los concellos los que velarán porque se cumpla la norma y tramitarán la inscripción en el registro.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Cerca de 18.000 edificios con más de medio siglo tendrán que ser evaluados