El distrito forestal estrecha el cerco sobre el cumplimiento de las franjas de protección

Medio Rural está colocando carteles informativos en zonas especialmente sensibles en caso de incendio


Ribeira / La Voz

La temporada de incendios se ha adelantado y, nada más empezar la primavera, la comarca ya ha sufrido en sus montes uno de los fuegos más importantes de los últimos años. La aparición de los primeros focos ha coincidido en el tiempo con una campaña puesta en marcha por el distrito forestal para estrechar el cerco sobre el cumplimiento de las franjas de protección que establece la Lei de Montes para, precisamente, prevenir la propagación de las llamas.

A lo largo de más de cien kilómetros se han distribuido ya alrededor de 300 carteles por toda la comarca advirtiendo a los propietarios del incumplimiento en sus fincas de las distancias mínimas que establece la legislación. Esta campaña de información masiva es, de momento, un aviso a la población en general, pero, si los dueños de terrenos en los que la franja de seguridad es inexistente no mueven ficha, habrá consecuencias.

En este sentido, aunque los letreros colocados tienen un carácter informativo, llegado el caso también podrán utilizarse como una vía de notificación formal: «De momento son un aviso á poboación, non se trata de abrir expedientes senón de que a xente vaia tomando medidas para cumprir coa normativa».

Posiblemente, muchos habrán visto estos carteles atados a los árboles en zonas en las que pinos y eucaliptos todavía crecen pegados a las principales carreteras. Precisamente, a la hora de poner en marcha esta iniciativa se diseñó un plan en el que se han tenido en cuenta varias cuestiones, entre ellas el riesgo de incendio y la importancia de las vías de comunicación.

Vías de evacuación

En primer lugar se ha intervenido en las parroquias de alta actividad incendiaria, que según el último listado elaborado por la Xunta, en la comarca son Tállara, en Lousame; Palmeira, Santa Uxía y Carreira, en Ribeira; Ribasieira, en Porto do Son; y la boirense Santa Baia.

Otro de los criterios que se han seguido es que las carreteras en cuestión constituyan la única o la principal vía de evacuación de la población en caso de que se produzca un incendio.

Fuentes de la Consellería de Medio Rural explicaron que se trata de «un proxecto de identificación a través de paneis informativos de plantacións que incumpren as distancias, de tal xeito que, ademais de avisar ao propietario, serve para concienciar á contorna». La reacción a la aparición de estos carteles no se ha hecho esperar y, en la mayoría de los casos, se traducen en llamadas al distrito forestal para solicitar los permisos de tala: «As reaccións en xeral son positivas e os infractores apostan por actuar tralos primeiros avisos».

Facilita el seguimiento

Esto también permite a los trabajadores de los distritos hacer un seguimiento del grado de cumplimiento de la normativa.

De este modo, si en un terreno determinado donde se han colocado carteles informativos no hay movimientos para cumplir las franjas de protección, los propios agentes forestales contactan con los dueños para advertirles de las consecuencias de no actuar conforme a la ley.

Una normativa que prevé importantes sanciones (Análisis)

Por el momento, los carteles que se están colocando tienen únicamente una finalidad informativa, pero también servirán para sancionar en caso de incumplimientos reiterados ya que permiten identificar a los propietarios y pueden utilizarse a modo de notificación. Estas son las cuestiones que deben tener en cuenta los propietarios para evitar ser multados.

¿Qué distancia debe guardarse?

En el caso de las carreteras que unen núcleos de población, sea cual sea su tipología -autopistas, autovías y carreteras convencionales- y titularidad -nacional, autonómica, provincial o municipal- deberá dejarse sin arbolado una franja de 10 metros a cada margen del vial. En lo que respecta a las principales vías forestales, la norma establece una distancia de cuatro metros, salvo en los municipios declarados ZAR (zona de alto risco), en los que se fija una separación de seis metros.

¿Cuales son los ayuntamientos ZAR?

Los establece una orden publicada por la Consellería de Medio Rural. En el caso del área barbanzana figuran en el listado los 11 municipios de la zona, incluidos en los distritos forestales IV (Boiro, Lousame, Noia, Outes, A Pobra, Porto do Son Rianxo y Ribeira) y V (Carnota, Mazaricos y Muros).

¿La normativa afecta solo a las vías de comunicación?

No, también se incluyen restricciones en los núcleos de población. Según la última modificación de la Lei de Montes, que se aprobó a comienzos del año pasado, debe dejarse una franja de seguridad en un radio de 50 metros.

¿Deben talarse todo tipo de árboles en las franjas? de seguridad?

No, la obligación de cortar los árboles que estén dentro de las franjas de protección afecta a las especies coníferas, como eucaliptos, pinos y acacias. Las demás, especialmente las de carácter autóctono, pueden preservarse. 

¿A cuánto ascienden las sanciones por incumplir la legislación?

Dependen de la gravedad de la infracción cometida. Tal y como se indica en los carteles informativos que están distribuyendo los distritos forestales, las sanciones van de los 100 a los 1.000 euros en los casos leves y de 1.001 a 100.000 para los más graves.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El distrito forestal estrecha el cerco sobre el cumplimiento de las franjas de protección