Las oficinas de turismo echan el resto

La llegada del verano intensifica el trabajo de estos puntos de atención al visitante, que duplican su personal gracias a las subvenciones de la Diputación y la Xunta


RIBEIRA / LA VOZ

El verano es sinónimo de la llegada un batallón de visitantes dispuestos a disfrutar de todo lo que les ofrece la comarca. Conscientes del gran peso que el turismo tiene en Barbanza y de la necesidad de que los veraneantes regresen, los gobiernos locales han centrado sus esfuerzos en potenciar los puntos de información turística, que estos meses estivales duplican su número, pasando de apenas ocho a alcanzar los 15. Esta expansión es posible gracias a las subvenciones que conceden la Diputación y, en menor medida, la Xunta para la contratación de personal especializado.

Ribeira y Rianxo son los concellos que más oficinas tendrán abiertas las próximas semanas, con tres cada uno. En la localidad de Castelao, la incorporación de dos trabajadores permitirá tener disponible el punto de atención del Museo do Mar, el del antiguo cuartel y el de la Casa Museo Manuel Antonio. Por su parte, en la capital barbanzana se sumarán al de San Roque -operativo durante todo el año-, el del Malecón, que estará cinco meses a disposición de los visitantes, y el de Xarás, que cerrará sus puertas al acabar el verano.

Al técnico de turismo que trabaja todo el año en el Museo Valle-Inclán de A Pobra se unirá estos meses otro trabajador que será el encargado de atender a los turistas que se acerquen a solicitar información a la Casa Mariñeira, que solo abre sus puertas en Semana Santa y verano. Lo mismo ocurre en Porto do Son, cuyo punto de atención turística del castro de Baroña solo funciona durante estos períodos vacacionales, mientras que el resto del año está operativo el del Museo Marea.

Estos días también se acaba de ampliar la atención a los visitantes en Carnota, donde además de acudir a la casa consistorial podrán hacerlo a partir de ahora en la oficina situada en la plaza de Galicia; mientras que, en Muros, deberán de acudir al punto informativo situado en las dependencias municipales del Curro da Praza.

Ampliación de horario

En el municipio boirense no ampliarán el número de oficinas, pero sí el horario de atención -mañana y tarde- gracias a la incorporación de un nuevo trabajador. Según explican desde este punto de atención ubicado en la plaza de Galicia, «sin las ayudas que cada año concede la Diputación coruñesa sería imposible poder hacerlo. Hubo varios años que no nos concedieron subvención y fue inviable abrir por las tardes».

También en Noia se ofrecerá atención a los veraneantes en horario de lunes a viernes en la nueva oficina que se ha habilitado en uno de los laterales de la casa consistorial y que gestiona Noia Histórica gracias a una subvención municipal. Además de ofrecer todo tipo de información, también se organizan visitas guiadas al municipio. Está previsto que una vez que finalicen las obras en el Casino se instale allí una oficina de turismo de forma oficial.

Mazaricos apuesta por poner en marcha una página web específica para divulgar su oferta

Los municipios de Outes, Lousame y Mazaricos no disponen de oficinas de información turística, aunque tanto en las casas consistoriales como en sus páginas web se ofrece suficiente información sobre los lugares que visitar en estos concellos. Además, el municipio mazaricano también quiere sacar provecho a que una parte del Camino Inglés atraviesa por esta localidad.

La imposibilidad de ubicar en este tramo un puesto físico de atención a los peregrinos, se ha optado por diseñar una página web específica de turismo, ofreciendo toda la información a través de Internet y optimizando este portal para que esté disponible paras la totalidad de l os dispositivos móviles.

De esta forma se quiere aprovechar el tirón de las nuevas tecnologías y facilitar el acceso a la información de forma sencilla.

Familias con segunda vivienda en la comarca y extranjeros son los principales usuarios

El perfil de los usuarios de las oficinas de información turística de la comarca varía mucho dependiendo de la ubicación de los distintos puestos. Así, en el punto existente en el centro de Boiro explican que suelen acercarse allí «familias de edad media con hijos y que tienen aquí una segunda vivienda. Normalmente preguntan por las actividades y fiestas que hay».

También explican que los hoteles, casas de turismo rural y demás alojamientos suelen facilitar los folletos de información a sus inquilinos, y por eso no suelen visitar estas oficinas, a lo que también se añade que los más jóvenes prefieren guiarse a través de los datos que consiguen en Internet.

Una situación bien diferente se vive en la oficina turística del castro de Baroña, situada al pie de la AC-550, y que sirve de parada obligada para todo el mundo al que le surge una duda de cualquier tipo.

Lugar de parada obligatoria

«Vienen desde gente que pregunta cómo llegar a Fisterra o a O Ézaro, hasta otros que se quieren acercar a las Rías Baixas, o que buscan un lugar concreto, restaurantes, farmacias... Estamos en una ubicación en la que para todo el mundo», explican desde estas dependencias.

Al mismo tiempo, también reconocen que son muchos los extranjeros que usan este servicio, y que además de ir al castro de Baroña aprovechan para pedir información de otros lugares.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Las oficinas de turismo echan el resto