Cinco institutos pelean para evitar la reducción de profesorado

Las direcciones de los centros afectados han remitido escritos e, incluso, han hablado con las APA


ribeira/la voz.

Los temores de cinco institutos de la comarca a ver reducida su plantilla de docentes el próximo año se han confirmado. Los datos provisionales de la Xunta sobre el número de vacantes que se cubrirán en cada uno de los centros indican que, al menos, habrá trece docentes menos. En algunos casos este descenso no tiene mayor importancia, al menos en teoría, porque la reducción coincide con un descenso del número de alumnos inscritos en junio. El problema puede llegar si en septiembre se registra un ascenso importante de las matrículas y ello va aparejado a un aumento proporcional en la cifra de docentes.

Sin embargo, en otras escuelas la disminución prevista constituye un auténtico problema y pone en peligro la continuidad de proyectos educativos que llevan tiempo funcionando con gran éxito.

Guardias

Entre los institutos afectados está el de A Pobra que, en principio, el próximo curso tendrá dos maestros menos y también se verá privado de un tercero que impartía clases en dos centros distintos.

La dirección comenta la singularidad del edificio pobrense, con tres aularios, lo que obliga a tener a otros tantos profesores de guardia. Si se reduce la cifra de profesionales habrá que modificar los horarios para cubrir este servicio, lo que pone en peligro la continuidad de los programas europeos, como el realizado este curso con Islandia, las clases de francés que una maestra estaba impartiendo por las tardes a quien lo deseaba o las ocho horas semanales de asignaturas en inglés que recibían los chavales que así lo solicitaban. El director indicó ayer que ya ha redactado un informe dirigido a la jefa territorial de Educación y que ha comunicado la situación a la APA.

En el caso del centro As Insuas, los responsables hablan de reducción traumática. En este caso la previsión es que haya tres maestros menos. Esto impedirá continuar con los programas de atención a la diversidad y se aumentará el número de niños por aula. El consello escolar acordó remitir escritos a todas las instancias, aunque la dirección de la escuela se quejaba ayer de que no tienen a quien dirigirse porque la inspectora que les corresponde no está trabajando estos días.

La APA de As Insuas también pretende mover ficha y, al parecer, no descarta solicitar la convocatoria del consejo escolar municipal.

En cuanto al Coroso de Ribeira, la dirección pretende evitar que de los dos especialistas de pedagogía terapéutica se queden solo con uno o que haya solo un docente de educación física.

También en Rianxo llevan desde la semana pasada gestionando con la inspección educativa que se mantenga la plantilla que había hasta ahora.

El listado de vacantes fue hecho público por la Xunta de Galicia a finales de la semana pasada. El definitivo se dará a conocer en septiembre.­

Newsletter Educación

Recibe todas las semanas la información más relevante sobre educación

Votación
4 votos

Cinco institutos pelean para evitar la reducción de profesorado