La Xunta escuchará a las entidades sociales en el nuevo plan acuícola

La conselleira do Mar desmintió que se vaya a ampliar la planta de Carnota y dijo que se hará un nuevo estudio


La Festa do Polbo de Porto do Son contó ayer con unos visitantes inesperados: un grupo de opositores al plan acuícola de la Xunta que irrumpieron en el acto de apertura de la celebración para expresar, a voces amplificadas y por medio de pancartas y panfletos, su rechazo a que se retome el proyecto y que este suponga la construcción o ampliación de granjas, en este caso concreto se referían a la de Quilmas en Carnota. Los manifestantes consiguieron, sin embargo, ser escuchados por dos conselleiros a los que compete el asunto: Rosa Quintana, responsable de Mar; y Agustín Hernández, de Medio Ambiente, Territorio e Infraestructuras, quienes no dudaron en improvisar una entrevista en el mismo lugar para afirmar que, por el momento, no hay ningún plan acuícola y en el que se haga contarán con la opinión de las entidades sociales y vecinales de los lugares afectados.

Sobre unas veinte personas esperaron a que el periodista Santiago González Lea concluyera el pregón con el que se abrió la fiesta de exaltación del pulpo sonense para empezar a lanzar consignas contra el plan acuícola. A continuación permitieron que se pronunciaran los demás discursos antes de seguir con la protesta y dejando constancia de que la Xunta no quería recibirlos ni escucharlos. Cuando acabaron las intervenciones ocurrió algo inédito, ya que tanto el conselleiro Agustín Hernández como su compañera de Gobierno Rosa Quintana se acercaron a los manifestantes e hicieron un aparte con un portavoz.

Reproches

Ambos recriminaron al integrante de la plataforma contra el plan acuícola que afirmaran que no querían recibirlos en la Xunta, porque no respondía a la verdad. Tanto Quintana como Hernández preguntaron al carnotano si habían pedido cita, y este les respondió que no, por lo que le invitaron a hacerlo. El representante de los manifestantes reprochó a la conselleira que asegurar en un medio de comunicación que se iba a ampliar la planta de Quilmas. La titular de Mar desmintió que realizara esas declaraciones y fue tajante al asegurar que no hay nada al respecto de la instalación carnotana y de ninguna otra, que lo único que pretende hacer la Xunta es realizar un plan acuícola, en lugar del «lío que nos deixaron os anteriores».

Quintana acusó a los manifestantes de acudir a Porto do Son con la única intención de salir en los medios de comunicación, porque declaró inciertas las bases de sus protestas: «Queremos facer un plan acuícola contando coa opinión de todos, incluídas as entidades sociais. Nós imos escoitar a todas as partes. Estamos dispostos a recibir aos veciños na Xunta e a facer as reunións que fagan falta, pero vostedes non deben vir a un acto de exaltación dun produto do mar, como o polbo, co ánimo de ensombrecelo», apuntó la conselleira do Mar.

Previamente, Rosa Quintana había declarado a los medios de comunicación que la intención de la Xunta de Alberto Núñez Feijoo es hacer un nuevo plan acuícola. Sobre si se retomará alguno de los dos anteriores que no llegaron a ejecutarse, aseguró que los técnicos evaluarán lo que es aprovechable de ambos, pero que, en todo caso, el Gobierno gallego está en disposición de ofrecer alternativas a las empresas del sector para que permanezcan en Galicia.

En lo que se refiere a la posibilidad de que aquellas compañías que tenían concesiones puedan reclamar compensaciones, Rosa Quintana manifestó que serán los asesores jurídicos los que deban dirimir los derechos que asistan a las empresas por las pérdidas patrimoniales.

Los manifestantes acompañaron a las autoridades en todo el recorrido a golpe de megáfono y pancarta.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos

La Xunta escuchará a las entidades sociales en el nuevo plan acuícola