«Echo de menos en los más jóvenes el espíritu dorneiro»

Entrevista | Josefa Otero Callón Esta profesora de inglés es la primera mujer que preside la Real e Ilustre en sus cincuenta años de historia


ribeira

Josefa Otero (Ribeira, 1977) es la primera mujer que toma las riendas al frente de la Real e Ilustre Cofradía da Dorna. Pero no es ninguna novata, quince años formando parte de una peña y diez en la junta directiva le dan el poso necesario para saber que la celebración debe continuar tal y como se conoce.-Estará orgullosa... -Claro, sobre todo porque soy la primera mujer que es presidenta de la Real e Ilustre Cofradía da Dorna. También estoy contenta porque todo el mundo me apoyó mucho. Incluso gente que se había desligado de la comisión me animó a presentarme. -¿Nerviosa? -No. Estamos los mismos de siempre para hacer el trabajo, así que ya nos conocemos. -¿Cuanto tiempo lleva participando en la Dorna? -Desde que tengo uso de razón. Con 14 años me metí con mi hermano en la peña de Os Ratos, y desde entonces sigo ahí, no los cambio por nada -¿Cómo se animó a presentarte a la presidencia? -Bueno, llevo mucho tiempo en la comisión, empecé a colaborar cuando estaba Marcelo Valeiras en la presidencia. Después empecé a ser tesorera con Pachi Miralles, y ahí seguí hasta el último presidente, Pazó. Me presenté porque sé lo que hay que hacer y quiero seguir con el mismo estilo que hemos llevado hasta ahora. -Así que dorneira con pedigrí... -Ya te digo (risas) me metí, como te dije, siendo casi una niña, y para mí estas fiestas son lo mejor del mundo. Aunque han cambiado mucho a lo largo de estos años, la magia es lo que hace que la Dorna sea especial. -¿Muchos cambios? -Bueno, vivimos momentos críticos, luego nos recuperamos. La última comisión, por ejemplo, recuperó el baile de gala, que era una de nuestras tradiciones antiguas que se habían perdido. Hay interés e ilusión. -¿No es muy joven para llegar a este cargo? -¡Qué dices! Soy hasta demasiado mayor. Date cuenta de que hay que organizar un programa con muchas actividades. Los que estamos en la comisión realizamos cada uno un trabajo específico, al que cada uno está habituado, y ,de verdad, es agotador. Hay que estar lleno de energías porque es una labor que se realiza a lo largo de todo el año para una semana. -¿Ve a los más jóvenes implicados con la fiesta? -Sí, claro. Lo que sí echo de menos en los más jóvenes es el espíritu dorneiro. -¿Espíritu? Explíquese... -El espíritu dorneiro es creativo. Se trata de ser creativos, de proponer la realización de actividades, y, sobre todo, de participar. La fiesta no se queda en hacer botellón y emborracharse. -¿Va a introducir alguna novedad en la fiesta? -Pues no lo he pensado todavía. No creo. Ya te he dicho que estamos casi los mismos en la comisión, y que todos tenemos nuestro trabajo asignado desde hace tiempo. Yo, por ejemplo, me dedico a organizar el guateque dorneiro, y voy a seguir haciéndolo. -¿Tiene alguna petición para los dorneiros? -Bueno, sólo una. Me gustaría que se implicase más gente en las actividades. No sólo en participar, sino en aportar ideas y en trabajar para que se realicen. También me gustaría pedir que la gente no fuese tan dura en sus críticas. A veces se cuestionan algunos detalles que no salen como debiera, y no se mira por todo lo que ha salido bien. Este no es un trabajo muy agradecido que digamos. -¿ Y algún mensaje? -¡Viva la Festa da Dorna!

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

«Echo de menos en los más jóvenes el espíritu dorneiro»