El Concello cimenta un programa de intercambios educativos con Estonia y Letonia

Bello Maneiro estuvo en las dos localidades que comparten nombre con la localidad pontevedresa


valga / la voz

El viaje de ida duró un día. El de vuelta, por aquello de los horarios de los aviones, día y medio. Pero, a juicio del alcalde de Valga, José María Bello Maneiro, «pagou a pena» el tiempo invertido en ir y venir de Estonia, donde había sido invitado a los actos de conmemoración de la fundación de otra ciudad llamada Valga. Esta, por vicisitudes de la historia y de la geografía política, ha quedado partida en dos. Una parte en Estonia y la otra, Valka, en Letonia. Los regidores de las tres localidades que comparten nombre aprovecharon la visita de la embajada española para firmar un protocolo orientado a estrechar lazos. Se quiere aprovechar la anécdota de compartir topónimo para abrir las puertas a una amistad institucional y social.

Y la mejor manera de hacer amigos, es dándose la oportunidad de conocerse. Así que el protocolo firmado persigue que las tres Valgas recaben fondos de la Unión Europea para impulsar un programa de intercambios educativos que implicarían a todos los niveles de formación: Primaria, Secundaria, Formación Profesional e incluso Escuela de Música. Para ello, el alcalde Bello Maneiro y el equipo que lo acompañó en la visita, realizaron visitas a todos los centros de formación de la Valga estonia y mantuvieron entrevistas con sus directores. «En materia de educación e cultura, están moi ben», señala Bello Maneiro, que aplaude «a puntualidade e a disciplina» demostrada por todos los habitantes de las ciudades recorridas durante la pasada semana.

Pero Bello Maneiro reconoce que no todo es idílico en las Valga del Norte de Europa. «O centro das cidades está bastante ben, pero en canto saes un pouco del ves que hai estradas que non están en boas condicións, beiravías deterioradas, e moitas casas valeiras», ya que los cambios de fronteras empujaron a muchos rusos a dejar la Valga estonia hace unos años. Echen cuentas. «Valga ten agora uns 14.000 habitantes, cando hai vinte anos tiña 32.000», razona el regidor pontevedrés.

Industria y empresas

Pero volvamos al intercambio. Bello Maneiro, que se declara «obsesionado» con el empleo, indicó ayer que el protocolo firmado con las ciudades homónimas de Estonia y Letonia incluye también un capítulo referido a potenciar los lazos económicos, empresariales e industriales. Y es que la intención es establecer un hermanamiento a tres bandas «que vaia máis alá dun documento e un acto formal, que nos permita coñecernos mellor e tender pontes en materias moi diversas, como educación, economía, tradicións...».

En ese sentido, entre la Valga gallega y la Valka letona ha surtido ya un nexo: la anguila. «Alí é mais grande ca que temos aquí, e cómena afumada. Estaba boa», dice Bello Maneiro, quien reconoce que durante su visita al Norte «desconcertaba un pouco ver que ás catro e media da mañá aínda hai sol, ou sentarse a comer ás doce da mañá».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

El Concello cimenta un programa de intercambios educativos con Estonia y Letonia