Dos meses para rematar Vázquez Leis

El Concello de Vilagarcía ha decidido adjudicar a Montajes J.M. Iglesias la ejecución de los trabajos iniciados por Nexia hace más de un año en esta calle de Vilaxoán


vilagarcía / la voz

Dos meses. En ese tiempo debería finalizar el viacrucis que están pasando los vecinos de la calle Vázquez Leis, en Vilaxoán. Hace un año, los allí residentes vieron como se ponían en marcha las obras que deberían convertir esa vía en un espacio humanizado y cómodo. Pero las cosas no tardaron en torcerse; el proyecto afrontó todo tipo de adversidades hasta que la venta de la empresa Nexia provocó la paralización total de unos trabajos que avanzaban a un ritmo exasperante. Ravella, entonces, tomó la decisión «drástica» de rescindir el contrato a la adjudicataria. Y mañana, la junta de gobierno tomará otro acuerdo: encargar a la firma Montajes J.M. Iglesias el remate de los trabajos que han quedado pendientes. «Unha vez aprobada esa decisión, só restará asinar o contrato e cumprir cos trámites inherentes, de xeito que as obras poderían retomarse na semana seguinte», explican desde Ravella.

Además de someter a los vecinos a una incomodidad insoportable durante un año, tener una calle levantada durante tanto tiempo supone también un problema de seguridad que no haría más que crecer con el paso del tiempo. Así lo asegura el Concello de Vilagarcía, que avanza que los trabajos en la calle vilaxoanesa estarán rematados en un plazo máximo de dos meses, aunque la empresa adjudicataria considera que «se precisará un tempo sensiblemente menor» para poner el punto y final al proyecto.

Básicamente, las obras que faltan por acometer en Vázquez Leis «consisten no remate do solado, a execución da xardinería e a instalación do mobiliario urbano». El coste de todo ello ha sido estimado en 48.175 euros, cuando el proyecto total fue adjudicado por 204.616 euros a la empresa Nexia.

Fue una obra marcada por la mala suerte. El proyecto fue financiado en un 80 % por los fondos FEDER que llegan a través del programa Vilagarcía Avanza. Los trabajos comenzaron en marzo de 2019, pero problemas con las instalaciones eléctricas, para cuya resolución tanto el Concello como Nexia dependían de Fenosa, provocaron los primeros retrasos y, con ellos, la primera prórroga. «Despois, o mal tempo e, sobre todo, os propios problemas internos da empresa derivaron nunha segunda prórroga e, finalmente, na paralización das obras e a posterior rescisión do contrato», relata Ravella.

Tras anular el acuerdo con Nexia se abrió un plazo de presentación de alegaciones al que la empresa «nin sequera contestou». Y así llegamos al momento actual, con la decisión de Ravella de encargar el remate de los trabajos a la empresa que acometió la reforma de la plaza de A Independencia y que está ahora mismo finalizando la calle Cervantes, en Carril.

«En calquera caso -decían ayer desde el Concello de Vilagarcía- o goberno local reitera as súas desculpas aos veciños de Vilaxoán, pero especialmente aos que viven na rúa Vázquez Leis e as súas anexas polos trastornos causados por unha circunstancia empresarial diante da que o Concello non puido máis que reaccionar conforme ao que permite a lei, con todos os prazos e garantías que iso supón».

Pontecesures también rescinde el contrato con Nexia para agilizar la reforma portuaria

El Concello de Vilagarcía no es el único que se ha visto atrapado en la crisis empresarial de Nexia. En Pontecesures, esta situación también ha parado en seco los trabajos de humanización del entorno del puerto, dejando al Ayuntamiento con ese espacio levantado y a medio ejecutar. Por esa razón, el pleno de la corporación se ha reunido esta semana para tomar la decisión de rescindir el contrato a la constructora e iniciar, paralelamente, el proceso de licitación de lo que queda por hacer a una nueva empresa, a fin de intentar que los trabajos estén rematados en los plazos estipulados para ello.

Según los cálculos que maneja el Concello de Pontecesures, quedaría por ejecutar alrededor del 55 % de los trabajos previstos. Bien es verdad, que las actuaciones más pesadas y que consumen más tiempo ya están prácticamente listas, por lo que el remate de las obras no debería demorarse más allá de mes y medio en cuanto se adjudiquen los trabajos a una nueva firma.

Aún así, desde el Concello prefieren ser prudentes a la hora de hablar de fechas, ya que la actuación de humanización de la zona portuaria se ha visto sometida a una auténtica sucesión de inconvenientes y problemas: desde la complejidad de los trámites para la consecución de todos los permisos necesarios para acometer la actuación, hasta la crisis interna de Nexia y su posterior venta, que ha dejado empantanados a trabajadores y suministradores.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Dos meses para rematar Vázquez Leis