El verano promete otro bum turístico en O Salnés

La mancomunidad augura que el sector representará en poco tiempo el 15 % del PIB de la comarca. Los empresarios constatan un aumento de las reservas y esperan repetir los buenos datos del pasado año

b. costa
vilagarcía / la voz

Con el calor que hace, las imágenes del nuevo vídeo promocional de la comarca resultan refrescantes. Navegar, surfear, conducir un kart, montar a caballo o perderse entre los viñedos o los bancos marisqueros son algunas de las experiencias que ofrece la comarca de O Salnés, «un lugar que te hace sentir especial», según dice la voz en off de un publirreportaje que pretende vender la comarca como «un destino de experiencias».

La presentación del vídeo coincidió con la entrada oficial del verano. Una estación que llega a la comarca cargada de promesas. Al menos así lo aseguran los hosteleros consultados, que confían en repetir este año los magníficos resultados del pasado, cuando la ocupación osciló entre el 80 y el 100 %. Gonzalo Durán, el presidente de la Mancomunidade do Salnés, se hizo eco ayer de esas buenas expectativas. A su juicio, el turismo está ganando cada vez más peso en la economía de la zona. Según los datos que maneja, el movimiento que genera el servicio a los visitantes -hoteles, restauración, empresas de ocio- no tardará mucho en suponer el 15 % del PIB comarcal. El responsable de Turismo en la entidad, Gonzalo Pita, señala que buena prueba del tirón que está experimentando este sector es que las necesidades han crecido hasta tal punto que hay establecimientos que no encuentran mano de obra suficiente para cubrir sus vacantes.

Mientras, en los hoteles y demás negocios volcados en el turismo, reina el optimismo. Hasta hace dos semanas las buenas sensaciones no eran tan generalizadas. «Las reservas empezaron un poco más tarde, pero en los últimos días son constantes», advertía ayer Bea Castro, del hotel Cons da Garda, de O Grove. Ella es de las que creen que este verano puede resultar, incluso, mejor que el pasado. Rafael Mourelos, responsable del sector de Hostelería en Emgrobes, es un poco más cauto. «La cosa se está animando. Tal vez no lleguemos a los datos del último verano, que fue excepcional, pero no le vamos a andar muy lejos».

Muchos reclamos

La comarca de O Salnés se ha esforzado por ganar atractivo turístico a lo largo de los últimos años. Y parece estar consiguiéndolo. Las actividades de turismo marinero, conjugadas con el enoturismo, formaron los primeros paquetes propuestos a los visitantes para enriquecer la oferta de playas y buena mesa que siempre ha caracterizado a esta zona. Pero pronto hubo que empezar a buscar más atractivos, y estos han ido cristalizando en un ronsel de pequeñas empresas dedicadas a ofertar todo tipo de actividades a los turistas, la cara privada de una moneda que, al otro lado, discurre entre rutas de senderismo y la Variante Espiritual, que hace llegar a un número creciente de peregrinos a la comarca.

Todo ello, sumado a las campañas promocionales realizadas por la Mancomunidade do Salnés, están consiguiendo acercar la comarca a nuevos mercados. La presencia de turistas extranjeros, pese a seguir siendo minoritaria, comienza a cobrar cuerpo. Llegan de todos lados. Desde Alemania hasta Rusia.

Una apuesta ganadora por las mascotas

El hotel Cons da Garda, en O Grove, ha sabido especializarse. Este establecimiento de San Vicente se ha convertido en el paraíso para los perros. El hotel no solo admite mascotas, sino que ha puesto en marcha un amplio abanico de servicios para que tanto los animales como sus propietarios disfruten al cien por cien de las vacaciones. El resultado es evidente. El establecimiento está prácticamente al completo hasta finales del mes de agosto. No es de extrañar que la dirección confíe en repetir este año los excelentes resultados del 2016.

El peso creciente de los peregrinos en Vilagarcía

Situado en Carril, a unos metros de la playa de A Concha-Compostela, el establecimiento dirigido por Sandra Lede también inaugura el verano con excelentes expectativas. La agenda de los meses de julio y agosto está ya «bastante completa». «También hay que tener en cuenta que somos un hotel pequeño», matiza su responsable. En todo caso, asegura que en el establecimiento notan cada vez más la llegada de peregrinos: caminantes que recorren la Variante Espiritual a Santiago. «Si el tiempo acompaña, parece que será un buen verano».

El encanto irresistible de veranear en la aldea

Made in Fofán es una propuesta original. En pequeño hotel rural, regentado por Mónica Novas y Juan Lusquiños, ha ido ganando peso rápidamente, gracias a su singular oferta: disfrutar de la aldea. El establecimiento ya está al borde del lleno estival. Cifran su éxito en varios aspectos. Por un lado, las particularidades de un negocio con los pies en la aldea, con huerta y animales. La segunda, la apertura del hotel a las mascotas, que disponen incluso de guardería. Y la Variante Espiritual. Hasta Fofán llegan australianos, sudafricanos y rusos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

El verano promete otro bum turístico en O Salnés