Los papeles de Ramón Cabanillas, mejor en casa

Los documentos del autor se depositarán en la vivienda natal, que solo abrirá para investigadores


cambados / la voz

Con lentitud, pero el proyecto del Concello de Cambados para la difusión de la vida y obra de Ramón Cabanillas va cobrando forma. En el plazo de unas semanas, el concejal de Cultura, Víctor Caamaño, presentará la propuesta para convertir la primera planta de Exposalnés en un museo dedicado al poeta, junto al autor el proyecto, Pepe Barro. Caamaño tiene luz verde una vez que la Diputación de Pontevedra ha aprobado una subvención de 50.000 euros para financiarlo. Pero no es este el único foco sobre el que pivota el proyecto Cabanillas. El Concello también tiene planes para la casa natal, situada en Fefiñáns. Aunque este pequeño inmueble lleva años integrado en la red de museos de Cambados, lo cierto es que hace tiempo que casi ni abre sus puertas. La concejalía de Cultura va reformular el modelo actual para convertirla en un centro de investigación de la vida y obra de Cabanillas. Allí se depositarán los originales de los documentos que han cedido las familias Cabanillas y Pillado Silvoso al Concello con el fin de conservarlos en las mejores condiciones posible y ponerlos a disposición de los estudiosos en la materia.

En un principio se habló de que el legado Cabanillas se depositaría en el edificio de Exposalnés, pero no será así. Allí solo se mostrarán originales de objetos como las gafas del escritor y su máquina de escribir o copias de aquellos documentos que se consideren más relevantes desde el punto de vista divulgativo. El que no faltará es, una vez restaurado, el cuadro de Sánchez Peña.

Empiezan las obras

Además de los 50.000 euros mencionados, el Concello dispone de otros 10.000 euros, también procedentes de los fondos de la Diputación, para el acondicionamiento del interior de la casa natal. Las obras empezaron esta semana y se prevé que finalicen antes de octubre. Si bien la fachada del inmueble sí tiene un valor patrimonial importante, en la medida en que conserva la arquitectura original de la época, el concejal opina que la rehabilitación hecha años atrás desvirtuó las estancias interiores, de modo que se prescinde de una rehabilitación en favor de habilitar un espacio diáfano, en el que se colocarán estanterías para los documentos y otro mobiliario.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Los papeles de Ramón Cabanillas, mejor en casa