Pontevedra y O Salnés, dos comarcas para disfrutar andando

m. gago / r. estévez PONTEVEDRA, AROUSA / LA VOZ

AROUSA

MONICA IRAGO

Impresionantes balcones naturales, cascadas, molinos, puentes y paisajes invitan a realizar rutas seguras alejados de las masificaciones

28 feb 2021 . Actualizado a las 19:23 h.

El descenso de los casos activos de covid en el área sanitaria de Pontevedra y O Salnés ha devuelto la movilidad entre los concellos que la conforman. Después de meses confinados a los límites de cada municipio, pontevedreses y arousanos podemos ampliar horizontes y una forma de hacerlo, de manera respetuosa con el medio ambiente y las normas anticovid, es el senderismo. Estas son algunas de las propuestas para disfrutar de un tiempo descubriendo dos comarcas que se conocen mejor andando.

En Vilagarcía, los días de sol suelen traducirse en un tráfico denso por el paseo de la playa. Pero hay muchas más opciones para fortalecer piernas y corazón. Podemos, por ejemplo, subir al Monte Xiabre haciendo alguno de los muchos recorridos previstos por esta montaña compartida por la capital arousana, Catoira y Caldas. Una de las rutas con más éxito es un recorrido circular que, con salida y llegada en el embalse de O Con, pasa por rincones como Fontefría, con su gran variedad de árboles. En total, son alrededor de 14,5 kilómetros que consumen algo más de tres horas. También en la capital arousana merece la pena el tramo de costa entre Carril y Bamio. Parte el recorrido del alto de A Rosa y se puede prolongar hasta la playa situada en la desembocadura del Ulla.

Ese camino se puede seguir con mayor o menor fortuna hasta Catoira. En la localidad vikinga, una ruta de 10,5 kilómetros parte de las inmediaciones de la alameda y discurre, a la ida, pegada al río, descubriendo zonas de xunqueiras, bosques de ribeira y, por supuesto, el impresionante complejo de las Torres de Oeste. El camino se desanda, después, por pistas algo más alejadas del agua del Ulla, mostrando otra cara de la localidad.