Hay vida Michelin más acá de las estrellas

La legendaria guía destaca seis restaurantes en Arousa además de Culler de Pau y Yayo Daporta

La consecución de una segunda estrella Michelin para Culler de Pau es, sin duda, el acontecimiento gastronómico de este año difícil que ya boquea en Galicia. Desde hace largo tiempo, Yayo Daporta también defiende con solvencia su estrella en Cambados. La doble distinción a la labor que Javi Olleros y Amaranta Rodríguez llevan a cabo desde su restaurante de Reboredo marca una diferencia histórica para la gastronomía gallega, que nunca había alcanzado esta categoría, perseguida en su momento por Marcelo o Pepe Solla, en la más legendaria de las guías gastronómicas. Pero bajo el manto dorado de las estrellas subyace un trabajo importante que, tal vez, acabe conduciendo o no al máximo reconocimiento Michelin, pero que sí merece una mención sobresaliente dentro del prestigioso mapa planetario de los restaurantes con magia. En Arousa son seis los establecimientos que, al margen de las dos flamantes estrellas de Culler de Pau y de la estrella que cuida Yayo Daporta, cuentan con un espacio destacado en la guía Michelin.

«Los big gourmand son restaurantes con una cocina de calidad a menos de 35 euros sin bebida. Son los preferidos por los inspectores Michelin cuando van con la familia y tienen que pagar ellos la factura. Estos establecimientos tienen una magnífica relación entre calidad y precio, lo que los convierte en una opción muy interesante a la hora de comer bien y pagar un precio muy asequible», explica Antonio Cancela, historiador y coleccionista de la guía Michelin. Por lo pronto, únicamente un restaurante de Arousa ha ingresado en esta categoría. Pese a lo que se ha extendido en las redes, el big gourmand no supone la antesala de la estrella Michelin, pero sí reconoce a un tipo de restaurantes que resultan especialmente recomendables. Solo A Taberna do Trasno figura por ahora en este nivel en la orilla sur de la ría de Arousa. 

Los otros cinco negocios de restauración que figuran con una recomendación expresa en la guía se integran en el nivel denominado plato Michelin, que subraya la elaboración de una cocina de calidad. Merece la pena destacar que, sea con estrella o en las otras dos categorías, la Michelin se refiere a ocho restaurantes, y que todos ellos se distribuyen entre O Grove y Cambados. Atrás quedan los tiempos en los que Vilagarcía, por ejemplo, exhibió las distinciones del Chocolate o el Loliña. La excelencia gastronómica se orienta, desde hace tiempo, hacia el sur de O Salnés.

«Despois de tanta loita, despois de tanto sacrificio, vimos recompensado un pouco máis o noso traballo. A prestixiosa guía Michelin decidiu incluírnos nas súas páxinas e outorgarnos un prato. Estamos emocionados e agradecidos, e con ganas de demostrar moito máis. Por outra parte, agradecer de novo a Culler de Pau e a todo o seu equipo por poñer o noso pobo no mapa gastronómico do noso país». Probablemente esta reflexión de Álvaro Méndez, desde A Taberna Meloxeira, un concepto gastronómico que se desdobla y sigue creciendo, sea la que mejor resuma el ánimo que la guía Michelin 2021 imprime en los fogones de O Salnés que se alimentan de los mejores productos del mar, los prados y el monte que ofrece este país verde y azul.

En la constelación de Arousa hay dos estrellas en O Grove y una en Cambados. Pero hay vida Michelin más acá, que tal vez acabe brillando también más allá.

A Taberna do Trasno

  • Cambados 30-45 euros. El único bib gourmand. «El chef nos ofrece una carta variada en la que conviven los platos tradicionales con otros más modernos, algunos mariscos, productos a la brasa y un apartado de fusión al que llaman Un paseo por el mundo».

D'Berto

  • O Grove. 50-80 euros. La marisquería de referencia. «Si es de los que piensa que el tamaño sí importa no dude en comer aquí pues, aparte de unos pescados y mariscos realmente sorprendentes, encontrará un buen servicio e inigualable calidad».

Brasería Sansíbar

  • O Grove. 45-75 euros. El mundo del sabor sobre una parrilla. La guía opina: «Un restaurante familiar en el que todo gira en torno a la brasa y el producto, con carnes de vaca gallega, pescados de lonjas locales y algunos mariscos. ¡Excelente calidad!».

Taberna Meloxeira

  • O Grove. 40-55 euros. Su apuesta por la cocina de fusión sigue subiendo. «Una casa coqueta dentro de su funcionalidad, con una oferta cuidada y sorprendente. Cocina tradicional actualizada con interesantes detalles de fusión, asiáticos y peruanos».

Posta do Sol

  • Cambados. 30-52 euros. Más de cincuenta años avalan su cocina. La guía destaca: «Un restaurante-marisquería con carácter y detalles regionales. Su especialidad son los pescados y mariscos, pero también las empanadas, destacando la de vieiras».

Beiramar

  • O Grove. 35-60 euros. Un clásico del que la Michelin subraya: «Íntimo, coqueto y de gestión familiar. El excelente expositor de mariscos vivos a la entrada da una pista sobre su oferta: magníficos mariscos, pescados y algunos arroces».
Votación
11 votos
Comentarios

Hay vida Michelin más acá de las estrellas