El calor permite a la cosecha de Rías Baixas recuperar el tiempo perdido

Hace ahora un año, el sector del albariño estaba iniciando la recogida de la uva


cambados / la voz

«O ano pasado empezamos a vendimar un 24 de agosto», explica Miguel Tubío, director técnico de Bodegas Martín Códax. Actualmente, la situación de la cosecha de Rías Baixas no podría ser más diferente a doce meses atrás. Las uvas apenas han comenzado con la maduración y los viticultores han dedicado este fin de semana a aplicar los últimos tratamientos. Los técnicos de las diferentes bodegas calculan que no será hasta el 20 de septiembre que el grueso del sector se sumerja en la recogida de la uva. Y eso dependiendo de las condiciones meteorológicas. Las altas temperaturas del mes de agosto han permitido dar un impulso a las vides y recuperar el tiempo perdido. Ahora solo queda que el sol siga luciendo para que la denominación pueda recoger una cosecha abundante en cantidad y excelente en calidad.

«Ha sido un año difícil con muchos ataques de mildiu», explica Paula Fandiño, enóloga de Mar de Frades. Está de acuerdo con que el calor le ha venido muy bien a una producción, «que ya ha empezado a madurar y está entre los seis y siete grados de alcohol». La misma opinión tienen en Paco & Lola, «o calor foi un factor determinante para poñer a esta vendima no seu sitio», asegura Diego García, director técnico de la firma. Sostiene que, hasta que llegó agosto, el ciclo de la vid acumulaba un retraso de diez días. Eso se ha corregido «e xa practicamente temos pleno envero», afirma. «Agora estamos nas datas medias de vendima antes do cambio climático», explica Tubío, quien recuerda que en los dos últimos ejercicios la recogida se adelantó a principios de septiembre por las condiciones meteorológicas. No sucederá así en esta ocasión. Los técnicos reconocen que todo dependerá del tiempo, pero todos afirman que están ya trabajando con la cabeza puesta en el 20 de septiembre. «Será do 20 de setembro en diante, aínda que a data final a marcará un pouco o tempo», explica Alberto Barral, director técnico de Condes de Albarei.

En cuanto a las condiciones de la cosecha, los técnicos coinciden con el consello regulador en que la producción rondará los 36 millones de kilos «Mermou moito en floración», asegura Diego García. «É unha colleita moi escalonada, hai vides que levan dous semanas de envero e outras que aínda non entraron», añade Tubío. «O estado sanitario é óptimo e agora non hai problemas de fungos», explica Barral. Alrededor de un 10 % menos vendimiará el sector este año, una cifra «que segue sendo boa», insisten en Condes de Albarei. Confían en que, durante las próximas semanas, el sol siga luciendo con fuerza. Y piden también que, de vez en cuando, haga acto de presencia la lluvia porque en algunos viñedos se empiezan a ver síntomas claros de la escasez de agua.

Las bodegas calculan que la vendimia empezará a partir del

20 de septiembre

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El calor permite a la cosecha de Rías Baixas recuperar el tiempo perdido