Syll completará un mes de retraso tras comunicarle el consulado que debe esperar otra semana más

El Cortegada asume con resignación el nuevo revés


vilagarcía / la voz

«Amy foi hoxe -por ayer- de novo ao consulado, e dixéronlle que o luns que vén llo dan -el visado-». El vicepresidente y portavoz de la A.D. Cortegada, José Gorgoso, anunciaba ayer el enésimo retraso en el regreso de la pívot senegalesa. Una jugadora a la que se esperaba en el club el pasado 28 de diciembre, día en el que se había programado el punto final al permiso navideño dado a la plantilla de la Liga Femenina 2. Así las cosas, y dando por buena la palabra empeñada por el consulado de España en Dakar, Senegal, a la pívot africana, Syll se habrá perdido un mes completo con su equipo. Con sus sesiones de entrenamiento, pero también con sus cuatro partidos de Liga. Tres ya disputados, con triunfos sobre el Patatas Hijolusa (63-58) y el Lima-Horta Barcelona (59-66), y la inesperada derrota en la prórroga del conjunto que dirige Rubén Domínguez en el Pabellón Municipal de Fontecarmoa ante el Añares Rioja ISB (65-67). Un balance sin Amy que basculará hacia el polo positivo o el equilibrio este sábado, en cancha vilagarciana, en un choque crucial en las aspiraciones de fase de ascenso del Kemegal Cortegada con la visita del GDKO Ibaizabal, tercer clasificado con un triunfo más que su próximo anfitrión, quinto.

Resignación. Esta es la palabra que define el sentir en el seno del club arousano ante la incomprensible situación burocrática de una Amy Syll que las pasadas Navidades se encontró con unas trabas nunca vistas en sus ocho años de carrera deportiva en España para volver de una estancia en su país natal.

«Un pau para o club»

«Así funcionan eles», resume José Gorgoso la problemática en referencia al consulado español en Dakar. El portavoz del Cortegada declara que «isto foi un pau para nós, un pau. Porque leva un mes de retraso, porque hai que pagarlle un mes a unha xogadora coa que non podemos contar, e porque pagamos un voo de máis -el de diciembre, que no pudo tomar-».

Por su parte, el técnico del Kemegal, Rubén Domínguez, reitera su apuesta por seguir trabajando como el primer día: «Pensar en que Amy no está no nos va a ayudar en nada. Desde que empezó todo esto no contamos con ella para preparar nada; volveremos a contar con ella cuando vuelva». Mientras tanto, y dudando del cumplimiento del nuevo plazo dado desde el consulado, Rubén apunta que «seguiremos trabajando a tope para intentar que su ausencia se note lo menos posible».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Syll completará un mes de retraso tras comunicarle el consulado que debe esperar otra semana más