Un desconocido por todos

Hasta su adquisición por el Concello no pudo ser visitado y la mayor parte de los guardeses no lo conocía


vigo / la voz

«Moitos guardeses morreron sen coñecer o castelo de Santa Cruz», reconoce el alcalde de A Guarda, Antonio Lomba. Su afirmación se basa en que este espacio estuvo en manos privadas sin que pudiese ser visitado durante ciento cincuenta años. El emblemático espacio forma parte de las fortalezas y sistemas defensivos que se construyeron en Galicia durante la guerra de independencia de Portugal en el siglo XVII entre España y el país vecino. Igual que los dos castillos de Vigo, el castillo de San Lourenzo de Goián o el recinto amurallado de Salvaterra de Miño.

Una vez adquirido por el Concello de A Guarda se inició una labor de recuperación para que pueda ser visitado y puesto en valor. «De momento é un espazo libre porque aínda buscamos continuamente financiamento para dotalo de mobiliario e alumeado; de momento contamos, contamos cunha subvención da Xunta para facer unhas audioguías en inglés», explica el alcalde. Antonio Lomba está muy orgulloso de recuperar este espacio que permaneció durante tantos años oculto para los vecinos.

El castillo tiene asociado el Centro de Interpretación das Fortalezas Transfronterizas, lo que convierte a A Guarda en el inicio de una ruta turística y cultural por ambas orillas del Miño hasta la localidad de Melgaço.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Un desconocido por todos