«Queremos invertir en el cultivo de camelia para poder producir cosméticos»

El magnate chino Shaowu Huang sondea oportunidades en las Rías Baixas

Shaowu Huang, segundo por la izquierda, brindando con albariño en Martín Códax.
Shaowu Huang, segundo por la izquierda, brindando con albariño en Martín Códax.

pontevedra / la voz

Sinomaster agrupa a 200 empresas de los sectores de los agronegocios, cadenas de alimentación, supermercados, turismo, telecomunicaciones, tecnología y sector inmobiliario, entre otros.

El minifundio no casa en un país acostumbrado a contar por miles de millones. Pero también en la tierra del minifundio, en Galicia, busca oportunidades de negocio China. A Shaowu Huang, un magnate que controla un conglomerado de más de doscientas empresas, le chocaron ayer las dimensiones de los cultivos de las Rías Baixas. Por pequeños.

Con una plantación de tres mil hectáreas dedicadas a su cultivo en China, ahora Shaowu Huang ha puesto sus ojos en las Rías Baixas para conocer cómo aquí se extrae su aceite. «Queremos invertir en el cultivo de la camelia para producir cosméticos», explica Shaowu Huang. Sus aceites, que las monjas de Armenteira convierten en jabón con maestría tras los muros del convento, como ayer pudo ver el empresario chino que figura en la lista Forbes como uno de los hombres más ricos del mundo, son un bien codiciado para el Grupo Sinomaster que él dirige.

Con una traducción en cadena -del chino al inglés y de este al castellano-, gracias a dos intérpretes, Shaowu Huang comunicó ayer al presidente de la Diputación de Pontevedra, Rafael Louzán, y a la secretaria xeral de Turismo de la Xunta de Galicia, Nava Castro, que ejercieron de anfitriones en su visita a las Rías Baixas, que Sinomaster busca terrenos en la provincia para implementar en China los avances que aquí se logran en los cultivos. La Estación Fitopatolóxica de Areeiro, desde donde se controlan las plagas agrícolas y forestales de la provincia y donde se desarrolla una intensa actividad investigadora, colaboraría con ellos, según avanzó ayer Louzán.

Atraídos por la camelia, pero seducidos por el vino albariño y los productos del mar, la comitiva que encabeza Shaowu Huang también está sondeando la posibilidad de invertir o establecer relaciones comerciales con el sector del vino y de la conserva. Conservas Cambados y la bodega Martín Códax ya han establecido lazos con un mercado, el chino, de miles de millones.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos

«Queremos invertir en el cultivo de camelia para poder producir cosméticos»