Sin asturianos hasta el 9 de mayo

El Principado no levantará el cierre perimetral hasta que concluya el estado de alarma


ribadeo / la voz

Las esperanzas que suscitaban las vacunas frente al covid se van diluyendo cada día que pasa. La luz al final del túnel apenas se ve. Con los carnavales reducidos a desfiles y concursos virtuales, poco a poco se va asumiendo que la Semana Santa pasará con más pena que gloria. Las noticias que llegan de Asturias, que como bien es sabido tiene un peso muy importante en la economía de A Mariña por el flujo de visitantes, tampoco son positivas. El presidente del Principado, Adrián Barbón, no anda con paños calientes y frente al tacticismo de otros se pronuncia con rotundidad sobre la Semana Santa: «Hay que sacrificarla». Y fue más allá, al anunciar que el cierre perimetral de Asturias se prolongará hasta que concluya la prórroga del estado de alarma, el 9 de mayo. Hasta entonces estará prohibido entrar y salir de Asturias salvo por causas justificadas.

«Asturias tiene el propósito de mantener el cierre perimetral mientras dure el estado de alarma. Y hay que pinchar el globo de si vamos a vivir la Semana Santa como la Navidad. Si queremos descender a niveles objetivos de seguridad pública hay que sacrificar la Semana Santa», manifestó Barbón el viernes pasado en la rueda de prensa semanal tras el Consejo de Gobierno. Y por si cabían dudas, tras criticar la laxitud de medidas que algunas comunidades adoptaron en Navidad, añadió: «Tenemos que pensar que quedan unos meses duros y que hay que tomar medidas restrictivas contundentes».

Así las cosas, serán más de seis meses con las fronteras cerradas en Asturias, desde el pasado 28 de octubre. La economía de A Mariña encaja el golpe, singularmente Ribadeo, que pierde a la mitad de su clientela.

No queda otra, las esperanzas se ponen ya en el verano, en que para entonces se pueda reanudar el ciclo de movimiento de asturianos a sus segunda residencias dispersadas por toda A Mariña y, singularmente, en municipios como Foz.

No se trata ya solo de las pérdidas económicas. Se teme también un cambio de hábitos, que el cliente asturiano que acostumbraba a venir a Ribadeo y que ahora compra en sus localidades, continúe con esta práctica cuando se abran las fronteras. Es un temor que expresó el presidente de Acisa, Francisco Iriarte, aludiendo al caso de un socio que tiene tienda en Navia y en Ribadeo y que el porcentaje que dejó de vender en Ribadeo lo incrementó en Navia.

En esta línea va el comentario de la presidenta de la Asociación de Empresarios de Navia, al referirse a la colaboración económica de Ence para sufragar la campaña «Navia, es el momento», para visibilizar la importancia del comercio y la hostelería local en una situación de pandemia: «La importancia de esta ayuda económica, convertida en una innovadora campaña promocional, ha estado en su papel para concienciar al consumo en el comercio de proximidad, así como para estimular la solidaridad de nuestros clientes y vecinos», manifestó Julia María López, presidenta de la Asociación de Empresarios de Navia. Y añadió: «Ha hecho que nuestras calles se llenen de gente en un año duro e incierto, y hayamos hecho de nuestra villa un centro comercial abierto». Un balance triunfalista que está en las antípodas de los que se hacen en A Mariña.

Para el presidente de la asociación de comerciantes de Ribadeo, Francisco Iriarte, el anuncio de Asturias es «un pau, como todos os que estamos levando. Dende logo, parece máis lóxico o que se fai en Galicia, de tomar medidas conforme evoluciona a pandemia que anunciar, así, de golpe, que se vai manter todo pechado hasta maio».

Salvar el verano

«Agora xa pensamos no verán, porque como perdamos o verán imos pechar case todos. Xa ter pechado en Semana Santa vai ser moi duro, pero é que o ano pasado foi malo, pero este está sendo pior. En Ribadeo temos servizos e hostalería para 20.000 persoas, pero hai moitísimo medo, a xente non se move, e a nosa clientela está agora nun 25 %. E coma nós o resto de sitios. Cada día se está volvendo máis complicado resistir. E despois está a loita contra as grandes plataformas en Internet, que van acabar con todo», concluyó.

Y en adelante, quien viaje de Asturias a Galicia deberá notificarlo en la página del Sergas

Los asturianos que viajen a Galicia tienen obligación de notificar a la Xunta su llegada a la comunidad, como una forma más para tratar de controlar el covid. Para ello deben cubrir un formulario habilitado en la web del Sergas (en la dirección https://coronavirus.sergas.gal/viaxeiros) o bien comunicarlo al teléfono 881 00 20 21 en el plazo del 24 horas.

La norma entró en vigor este miércoles, con la orden de la Consellería de Sanidade de la actualización del listado de territorios de registro obligatorio para los viajeros que visiten Galicia, en el que se incorporó, además de Asturias, a los procedentes del País Vasco y de la ciudad autómoma de Ceuta. El criterio que se sigue para determinar las comunidades afectadas es el la incidencia de covid y en concreto tener más de 500 casos positivos activos por cada 100.000 habitantes.

Los datos

La Consellería de Sanidade explica en su orden que los datos de los viajeros serán empleados por las autoridades sanitarias exclusivamente para contactar con estas personas registradas para el cumplimiento de finalidades de salud pública, facilitarles información y las recomendaciones sanitarias que procedan, así como, de ser el caso, adoptar medidas sanitarias buscando preferentemente la colaboración voluntaria de las personas afectadas con las autoridades.

Este registro obligatorio de viajeros se revisa periódicamente, en función de la evolución del covid.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Sin asturianos hasta el 9 de mayo