El brote por el covid-19 divide y enfrenta a los alcaldes de A Mariña

Unos, del PSOE y BNG, creen que hay que suspender las elecciones; otros, del PP, no

Alcaldes del PSOE y del BNG del distrito sanitario de A Mariña.
Alcaldes del PSOE y del BNG del distrito sanitario de A Mariña.

viveiro / la voz

Ayer eran 144 los casos positivos en A Mariña por el brote del covid-19. La jornada fue tensa; la tensión política va en aumento a medida que se acerca el día de las elecciones. La situación sanitaria de A Mariña dividió y enfrentó a los alcaldes mariñanos por la proximidad de las elecciones; mientras diez regidores del PSOE y BNG pedían la suspensión de los comicios este domingo en A Mariña; cuatro alcaldes del PP en la comarca consideraban el manifiesto de un «alarmismo exagerado» y veían en él un «fin claramente electoral, que pode causar un dano económico irreparable a esta zona».

Lo que hasta ahora había sido unidad y trabajo en común para erradicar en la medida de lo posible la propagación del coronavirus, ayer se rompió definitivamente esta unión entre los alcaldes y alcaldesas.

Socialistas y nacionalistas fueron los primeros en hacer público su manifiesto. Creen que la situación sanitaria de A Mariña, ayer con 23 contagios más, «non reúne seguridade para ir votar». Consideran un riesgo mantener las elecciones, «especialmente para a xente que vai formar parte das mesas». El PSOE de Foz anunciaba ayer que no mandará interventores el domingo hasta la hora de realizar el recuento.

Los diez alcaldes, ocho del PSOE y dos del BNG, reiteran igualmente que no tienen medios ni capacidad para asumir el seguimiento del brote y de las personas en cuarentena, «como pretende a Xunta».

Por el contrario, los regidores populares afirman que «aos concellos se lles está a requirir unha colaboración proporcionada, sempre no ámbito das súas competencias e do escrupuloso respecto á colaboración institucional que ten que primar neste ámbito. Non é certo que se descargue máis responsabilidade nos concellos nin competencias das que na actualidade temos no ámbito do control sanitario. E non resulta responsable intentar desentenderse de apoiar cando se trata de garantir a seguridade e saúde de todos».

«Reiteramos ademais -continúan los alcaldes- que en sucesivos pronunciamentos da xunta electoral como incluso dos tribunais ordinarios, a xustiza vén de confirmar que, cos protocolos sanitarios vixentes, se dan todas as garantías de seguridade cara o vindeiro 12 de xullo coa premisa fundamental de que se poida exercer o dereito ao voto con plenas garantías sanitarias, tanto para os cidadáns que se acheguen a votar como para o persoal integrante das mesas electorais».

La Xunta Electoral de Galicia en un comunicado del pasado martes expresaba que se daban las condiciones para poder votar, si bien precisaba que quienes tienen competencia para decidir sobre la suspensión o no de las elecciones en A Mariña «son as autoridades sanitarias».

Las diferencias no acaban ahí; socialistas y nacionalistas consideran que no se les ofrece toda la información sobre la evolución del brote; los populares afirman que sí, que hay transparencia por parte de Sanidade.

Feijoo y Urkullu reprueban las dudas sobre el 12J alentadas desde la oposición

El popular pide a sus adversarios que sean «serios» ante la situación de A Mariña

juan capeáns

Alberto Núñez Feijoo e Iñigo Urkullu, presidentes autonómicos y candidatos del PP y del PNV, enfilan la recta final de las elecciones haciendo llamamientos a la participación, con argumentos sobre la seguridad de la votación que se daban por descontados y denunciando la «demagogia» de sus adversarios políticos ante los últimos rebrotes de covid-19. Los partidos de la oposición de ambas comunidades están cuestionando, con diferente intensidad, la seguridad e incluso la legitimidad del proceso en territorios concretos como A Mariña lucense o el municipio guipuzcoano de Ordicia, con 48 positivos, donde su alcalde, de Bildu, sostiene que no se dan las «garantías democráticas» para celebrar la jornada. También opinan así regidores socialistas y nacionalistas del norte de Lugo.

Según Urkullu, están garantizadas «absolutamente» las condiciones para votar con seguridad en toda la zona guipuzcoana, al igual que «en todo el País Vasco». Y no se ha planteado un aplazamiento electoral en esta zona.

El PPdeG ha tenido que ampliar su mensaje de fin de campaña e insistir en la idea de que Feijoo solo gobernará si el apoyo rotundo de los sondeos se traduce en papeletas de su partido. El riesgo ahora, admiten, es que una relajación de sus votantes o una abstención masiva altere el reparto de escaños y haga que se tambalee su mayoría. «Contestar una encuesta es una cosa e ir a votar, otra», reflexionan los responsables de la campaña, que califican la estrategia de la oposición de «desesperada».

Ayer, en Vigo, el candidato del PPdeG les pidió a sus rivales que sean «un poco serios y razonables» y que aparten de la campaña la situación sanitaria de A Mariña, entre otras cuestiones porque avivar esa sensación de inseguridad sanitaria «impacta en todos los indicadores», dijo ante representantes del sector turístico. «¿Dónde hay que firmar para mantener los datos de hoy?», se preguntó tras recordar que no se registran muertos desde hace un mes y que no hay enfermos en las ucis.

El socialista Gonzalo Caballero, que estuvo en Vigo con el ministro de Sanidad, solo puso ayer el acento en la gestión del rebrote de A Mariña por parte del Sergas, pero Ana Pontón (BNG) fue más allá al pedir la suspensión de las elecciones en los municipios en los que está restringida la movilidad, por entender que no se puede obligar a los vecinos del norte de Lugo a elegir entre «o dereito á saúde e o dereito ao voto». Mientras, Galicia en Común ha impulsado un recurso ante la Junta Electoral para que «os cálculos electoralistas» de Feijoo no se impongan, y candidatos como Martiño Noriega se han referido al líder popular como «Alberto Bolsonaro Feijoo».

«Si se puede hacer la ABAU con seguridad, se puede votar igual»

Feijoo insistió en los últimos días en que el brote de A Mariña se produjo entre jóvenes en locales de ocio, pero ayer quiso felicitar a los estudiantes que realizaron las pruebas de la ABAU por su responsabilidad a la hora de tomar medidas de protección, y añadió que, «si se puede ir a hacer estos exámenes con seguridad, también se va a poder ir a votar con seguridad», en referencia al rebrote de A Mariña.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
33 votos
Comentarios

El brote por el covid-19 divide y enfrenta a los alcaldes de A Mariña