Los clubes de A Mariña pasan de experimentos para sus banquillos

De los dieciséis conjuntos federados, diez renovaron a sus técnicos, dos ficharon a viejos conocidos y solo tres están aún pendientes de confirmación


viveiro / la voz

Un buen proyecto necesita estabilidad. A esa premisa han recurrido la gran mayoría de los clubes de fútbol mariñanos para que la temporada 2020-21 sea plácida, al menos en el aspecto deportivo, ya que la crisis sanitaria todavía tiene abiertas unas cuantas interrogantes para el fútbol modesto. Trece de los dieciséis conjuntos federados han confirmado ya quién será el inquilino de su banquillo, y diez de ellos además redoblan su confianza en el mismo entrenador. A estas alturas, solo el Ribadeo, el San Ciprián y la Candelaria tienen pendiente la tarea de confirmar un técnico sobre el que construir la nueva plantilla.

Quien tiene más deberes por delante es la histórica entidad ribadense, que volverá a competir en Preferente Galicia. Para el día 9 han programado su nuevo intento de celebrar elecciones a la presidencia. Y la primera tarea del nuevo equipo directivo será convencer a Rafa Casanova para que afronte una tercera campaña seguida al mando o buscar un nuevo responsable técnico.

En Segunda Galicia deben concretar este punto los dos representantes de Cervo. El San Ciprián busca míster tras la renuncia de Carra, mientras que sus vecinos de Rúa no han confirmado si Jaime Pérez seguirá o no.

El del Viveiro pasó de ser el más caliente al más estable con la llegada de Chusky

Hasta la llegada de Jesús Gómez, Chusky, el del Viveiro era uno de los banquillos más calientes de la provincia. Llegó mediado el 2017-18, ha devuelto al club a una Tercera División que entonces parecía muy lejana y también le ha dado estabilidad. Tanto que va a por su cuarta campaña al mando, más que ningún mariñano.

Entre los que más se le acercan está Fran Vázquez, que va a por el tercer curso en el Celta Barreiros de Segunda Galicia. Martín Rodríguez, por su parte, también se hizo cargo del Celeiro Club del Mar, en Tercera Galicia, con el 2018-19 ya iniciado, y lo había dirigido en la primera etapa tras su fundación en 2014.

En Segunda Galicia, Julio Castro (Mondoñedo), José Manuel Teijeiro (Iberia) y Pablo Iglesias (SD Viveiro) afrontan el segundo año, igual que Javi Chinchón, que sustituyó a Jesús Gayol en el Foz de Preferente Galicia.

Roberto Ramallal regresa al Lourenzá para sustituir a Diego Rego
Roberto Ramallal regresa al Lourenzá para sustituir a Diego Rego

Pepete en el Burela, Ramallal en el Lourenzá y Anxo en el Folgueiro, las novedades

Donde ya están confirmados los cambios en los banquillos mariñanos es en una Primera Galicia que este curso contará con seis representantes de la comarca. Tres de ellos cambian de entrenador, y tanto el Folgueiro como el Lourenzá apuestan por viejos conocidos. Anxo Fernández retoma el mando del cuadro de O Vicedo tras una temporada con Jandri Rego al mando, y Roberto Ramallal hace lo propio en el Lourenzá en sustitución de Diego Rego.

Por su parte, el Burela pone a uno de los entrenadores más experimentados y reputados de la comarca, José Bermúdez, Pepete, al volante tras dos temporadas de Jaime Méndez como conductor. Luchi será su asistente.

El técnico más longevo de la categoría entre los mariñanos será Andrés Bouza, que acaba de ascender al Sporting Pontenova y afrontará su tercer año al frente de la primera plantilla. Para Bruno Gómez en el Xove Lago y Suso Martínez en el recién ascendido Alfoz, por su parte, será la segunda campaña.

Anxo Fernández vuelve al Folgueiro tras una campaña en el cuerpo técnico del Arzúa
Anxo Fernández vuelve al Folgueiro tras una campaña en el cuerpo técnico del Arzúa

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Los clubes de A Mariña pasan de experimentos para sus banquillos