Analizan cómo el precio del alquiler frena la implantación de negocios y propicia el declive de calles comerciales

María Cuadrado Fernández
M. CUADRADO FOZ / LA VOZ

A MARIÑA

XAIME RAMALLAL

Los arrendamientos, la financiación y las subvenciones públicas, otros temas que se plantearon en la jornada empresarial celebrada en Foz

07 mar 2020 . Actualizado a las 05:00 h.

«Emprender non é un camiño de rosas, require dun proceso». Lo dejó bien claro el jueves en Foz Antonio Dorrego, economista de 3A Consultores, que recomendó a cualquier emprendedor realizar un análisis previo antes de iniciarse en la aventura empresarial. Es aconsejable conocer los pros y los contras, fijar los objetivos o planificar la actividad, analizar la capacidad económica, matizó el experto, que puntualizó que «as subvencións son moi benvidas, pero os cartos da Administración pública son limitados».

A mayores de lo expuesto por Paleo, Dorrego planteó la problemática que existe en la comarca por los elevados precios del alquiler de los locales comerciales y aconsejó buscar instalaciones adaptadas al negocio. No ocultó que es un mercado complicado, que depende de varios factores y que hay intereses contrapuestos: «A rendibilidade varía moito, pero o que debe marcar o prezo do local, baixo o meu punto de vista, é a potencialidade de usuarios que vai ter». Recomendó contratos a más largo plazo con cláusulas de revalorización pactadas e instó a los propietarios a repensar el interés de tener un local vacío y los efectos que ello conlleva: «Unha zona dinámica pode devir en decadencia polo exceso de optimismo dos propietarios e viceversa... Creo que actividade chama a actividade (..) Un local cun aluguer que custa 1.000 euros ao mes estalle a complicar a vida ao emprendedor, dependendo da zona na que estea».

Repensar proyectos

Por su parte, el diputado provincial responsable de Promoción Económica e Social manifestó la disposición de la Diputación por escuchar a todos los sectores económicos para realizar un análisis en profundidad de la situación. Abordó el progresivo cierre de pequeños negocios, destacó el tirón, el potencial y la diferenciación del territorio mariñano en la provincia, expuso incluso la necesidad de replantear proyectos públicos de acompañamiento real y no solo económico, y defendió el éxito de iniciativas de la institución provincial como el Ben Empregado o el Prende! Bota raíces no rural. Rivera avanzó que se está repensando el poner en marcha lineas de ayuda para emprendedores o para consolidar empresas, atendiendo a las bajas tasas de emprendimiento y de exportaciones que se registran en la provincia.