Chusky: «Está difícil, pero vamos a luchar»

El entrenador viveirense no tira la toalla tras la derrota contra la Sarriana


viveiro / la voz

La derrota del Viveiro en Sarria (5-2) ha puesto el ascenso directo a Tercera casi imposible. Matemáticamente aún tiene opciones, pero a falta de dos encuentros para concluir la temporada, el Arzúa, segundo clasificado, ha cobrado una ventaja de cuatro puntos sobre los viveirenses. El Arzúa recibirá el domingo al verdugo del Viveiro, La Sarriana, y cerrará la temporada en el campo del Estudiantil, conjunto que cierra la clasificación con solo cinco puntos, fruto de una victoria y dos empates en los 36 encuentros disputados hasta el momento. Por su parte, el Viveiro recibirá este fin de semana en Cantarrana al Estudiantil y concluirá la liga en el campo del Arteixo.

Era mucho lo que se jugaba el Viveiro en Sarria y los jugadores salieron al campo conscientes de ello. «Todo fueron contratiempos. El partido se nos puso muy cuesta arriba, con un 2-0, y casi todo lo que intentamos nos salió mal. Pero no tengo nada que reprocharle a los jugadores, al contrario, porque están haciendo una temporada magnífica», manifestó Chusky, entrenador del Viveiro FC.

«Ahora todo está mucho más difícil, pero vamos a luchar hasta el final. Las matemáticas dicen que tenemos opciones y vamos a competir por ello, por la afición, por el club y por nosotros mismos, porque todos merecemos terminar la temporada lo más arriba posible y eso pasa por conservar el tercer puesto y, si se da la posibilidad, asaltar el segundo. Está complicado porque al Arzúa le basta con ganar uno de los dos partidos que le quedan, pero en fútbol nada es imposible», añadió Chusky.

En todo caso, sea cual sea el desenlace final, el entrenador del Viveiro no pone ningún pero a la campaña: «La pena es que no hemos llegado al final de liga en nuestro mejor momento, pero no se puede reprochar nada a un equipo que ha dado la cara en toda la temporada. Pero seguimos ahí y sería muy bonito jugar una promoción de ascenso».

Al final del partido del domingo en Sarria, el rostro de los jugadores reflejaba la decepción: «Es que tal y como fue el partido tuvimos nuestras opciones cuando nos pusimos con un 2-1 al poco de iniciarse el segundo tiempo. Pero no fue nuestro mejor partido y, bueno, al final creo que el resultado, tan abultado, no refleja lo que realmente ocurrió los 90 minutos».

«No se puede reprochar nada a un equipo que ha dado la cara toda

la temporada»

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Chusky: «Está difícil, pero vamos a luchar»