Ajetreado lunes de devoluciones y piques en el comercio de A Mariña

Las rebajas de invierno arrancaron «oficialmente» en casi todo el pequeño comercio


viveiro / la voz

El pequeño comercio de la comarca vivió ayer una de las jornadas marcadas en el calendario. Como cada 7 de enero, muchos mariñanos se acercaron a las tiendas para cambiar o devolver regalos de Reyes, pero también para comprar algo en las rebajas de invierno, que ayer arrancaron de manera «oficial», y, de paso, para echar un ojo o picar alguna prenda o artículo de la nueva temporada. «Pois si, está sendo un día atarefado porque atendemos bastantes cambios de talla e de cores en roupa», señalaron a media tarde en un establecimiento de Viveiro especializado en moda de mujer. En Caroa, comercio de Burela que vende moda de mujer y sastrería de hombre, abrieron sus puertas con los artículos rebajados entre un 20 y un 40%. «Ya hicimos una promoción especial para Reyes del 20%, y hoy [por ayer] está habiendo gente, aunque para cambiar algún regalo solo vino una persona por la mañana», indicó una de sus socias, Rosa Bermúdez. A escasos kilómetros, en el centro de Foz, La Flor Abulense, que vende ropa de hombre y de mujer, también dio el pistoletazo de salida a los descuentos oficiales, como señaló su propietario, Crispín Díaz, que indicó que la jornada estaba siendo «demasiado tranquila». «Nuestra clientela es fiel y viene a comprar aunque no tengamos rebajas, pero cuando se las encuentra, mejor», apuntó el empresario, que lamentó que las multinacionales estén dinamitando el comercio tradicional con la venta a través de Internet. «Si la gente joven pensara un poquito...!», reflexionó sobre un futuro en el que el cierre del pequeño comercio provocará la desaparición de numerosos empleos en la zona.

Descuentos a clientas

Y en Ribadeo, desde la tienda Pippols reconocían no haber realizado todavía ningún cambio de regalos de Reyes, pero sí ventas de rebajas. El establecimiento las comenzó ayer oficialmente, pero lleva días descontando algunos euros en el precio de sus artículos a sus clientas. «Porque a mí tampoco me gustaría que tres días antes me cobrasen un precio por una prenda, y otro rebajado tres días después», señalaron.

«Arrastrando descontos máis da metade do ano, é difícil que a tempada de rebaixas sexa boa»

El presidente de la Federación de Comercio de A Mariña, José Carlos Paleo, que también preside la Acia-CCA Foz, se muestra cauto ante la posibilidad de que las rebajas supongan un balón de oxígeno para el comercio mariñano. «Arrastrando descontos máis da metade do ano, é difícil que a tempada de rebaixas sexa boa», señaló el portavoz de la patronal, que recordó que a partir del Black Friday, que tuvo lugar el pasado mes de noviembre, los establecimientos se vieron casi obligados a poner en marcha «descontos continuos». Con todo, reconoció que siempre hay algunas compras «retidas» para el período oficial de rebajas. «Sempre hai algunha persoa que quere comprar algo clásico ou ao que lle ten botado o ollo, pero non é un período forte de vendas como era antes», manifestó. Para Paleo, el comercio mariñanos se enfrenta a unos meses complicados puesto que, después de la Navidad, la siguiente etapa de compras fuertes es en Semana Santa, que en el 2019 cae en abril. Habrá tres excepciones: San Valentín, el día del Padre, y Carnaval.

«Llevamos casi toda la mañana [de ayer] con cambios de tallas y cosas que no gustan, y la gente de paso mira el avance de temporada»

Rocío Otero, socia de Keweë (Viveiro)

«Animaría a la gente a pensar un poquito antes de comprar por Internet, porque se darán cuenta cuando tengamos que cerrar»

Crispín Díaz, propietario de La Flor Abulense (Foz)

«El primer día de rebajas suele haber poca gente; viene mucha más el segundo y tercero, y sobre todo el primer sábado»

Rosa Bermúdez, propietaria de Caroa (Burela)

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Ajetreado lunes de devoluciones y piques en el comercio de A Mariña