Ramón Blanco recibía la Medalla de Viveiro en 1993

José María Cabarcos propuso homenajearlo tras conquistar la cumbre del Everest con 60 años


El montañero Ramón Blanco, que conquistó la cumbre del Everest a sus 60 años, recibió ayer la Medalla de Viveiro. Asistió a la sesión plenaria convocada con carácter de extraordinario y recibió la distinción de manos del alcalde, César Aja. No aguardaba un recibimiento semejante del numeroso público, que le dispensó largas ovaciones, en un acto emotivo y lleno de calor. 

El pleno comenzó a las ocho y media. La secretaria leyó el acta de la sesión del 29 de octubre, en la que se acordó conceder la Medalla de Viveiro a Ramón Blanco por su hazaña, al coronar el «techo del mundo», la cima del Everest. Posteriormente dio lectura a la moción de José María Cabarcos, en la que solicitó la concesión de la Medalla al montañero.

Cuatro minutos después tomó la palabra el propio concejal José María Cabarcos, quien repasó -con cierto temblor en la voz en un primer momento- la larga actividad de Ramón Blanco como montañero, desde sus primeras ascensiones en México. También recordó Cabarcos López que este hombre había emigrado a América con solo 17 años.

Tras la entrega de la Medalla, fue el propio Ramón Blanco quien intervino, y lo hizo en idioma gallego: «Vou falar en galego, aínda que o fale mal, e pido perdón. Tamén en Caracas ás veces me saen palabras en galego. Sempre quixen que a xente soubese que son galego, porque temos fama de ser traballadores e cabezóns». «Cando fun ao Everest levei comigo as bandeiras de Viveiro e de Galicia que me enviaron os meus sobriños. Pensaba alá no gusto que lle daba tamén á familia», dijo, con sus familiares allí presentes. «Grazas a todos, de corazón, porque non esperaba ser recibido así na prensa nin aquí».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Ramón Blanco recibía la Medalla de Viveiro en 1993