Rivales de cristal para el Burela

El equipo femenino recibe al Rubí, penúltimo, y el masculino visita al Jumilla, virtualmente descendido y que no ha sumado victorias en casa


burela / la voz

Victoria o sofocón. El planteamiento de la nueva jornada es el mismo para los dos equipos del Pescados Rubén-Burela en la máxima categoría. Se emparejan con rivales de peso ligero, extremadamente frágiles y con escasas opciones de seguir compitiendo en Primera la próxima temporada. Si peliaguda es la situación del Rubí, que llega al Vista Alegre (18.30 horas) como penúltimo con solo 9 puntos después de 20 jornadas, todavía más dramatismo arroja el estado del Jumilla, cuyo descenso parece irreversible -está a 12 puntos de la permanencia- y se antoja como el rival idóneo para que el equipo masculino burelista certifique su resurrección. El encuentro en tierras murcianas (18.30 horas) se podrá seguir en directo a través de la página web de la Liga Nacional de Fútbol Sala.

En su vuelta a casa, las guerreras naranjas se encontrarán al otro lado de la cancha a un Rubí que en la primera vuelta les exigió más de lo que cabía esperar y que no ha vuelto a ganar desde su salida a Poio hace dos meses. Para salvar el trámite el técnico anfitrión dispondrá del mismo grupo de jugadoras que hace una semana, además de Lara, que se había perdido el duelo en Murcia por enfermedad. La futbolista viveirense entrenó con normalidad en los últimos días y confía en estar a tope para un partido que adivina más difícil de lo que la gente piensa. «Allí ganamos por la mínima y nos está costando sacar los partidos adelante... Seguramente nos encontraremos un rival con una defensa cerrada, así que sobre eso trabajamos durante la semana. Será muy importante el juego de pívot con Dany y Elvira», apunta.

Junto a las ausencias de larga duración de Emm, que ya ha comenzado a entrenar, y Helena, que continúa con su recuperación, tampoco estará disponible Paula por una rotura de fibras.

Mientras tanto, en el bando masculino la novedad en la convocatoria para el compromiso en Jumilla es Renato Lopes, quien apuesta por un partido a cara de perro delante de un adversario que en sus once partidos ligueros en casa no ha podido sumar más que dos puntos. «Intentarán sacarnos del partido, pero no podemos caer en esas tentaciones. Tenemos que estar muy concentrados, no despistarnos y centrarnos solamente en el juego», advirtió el 27 naranja.

El cuadro burelista, con Tomás de Dios al frente, se desplazó a tierras murcianas sin sorpresas en la expedición. Matamoros y Chano, además del jugador del filial Sergio Cora, que también pasó por el quirófano, se quedaron en Burela por lesión, mientras que Joan Miñano fue el descartado. Cuco y José Carlos viajaron con molestias.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Rivales de cristal para el Burela