También por esto somos Galifornia

El nomenclátor pone de relieve que Galicia y la costa oeste de EE.UU. guardan más similitudes que el clima, las playas y los paseos marítimos

.

Sacramento tenía un solo habitante en el 2011. Esta frase que parece sacada de una novela de George Orwell fue, sin embargo, una realidad hace seis años. No en la capital californiana, donde entonces más de 400.000 habitantes disfrutaban del way of life americano más relajado, pero sí en Galicia. La comunidad gallega comparte con la costa oeste de Estados Unidos un buen puñado de características comunes: playas de ensueño, largos paseos marítimos para recorrer en bici, atardeceres de película y, por supuesto, las suaves temperaturas de los dos últimos años que han llevado a la comunidad a ser conocida como Galifornia.

Más allá de estas similitudes, el nomenclátor pone de relieve las verdaderas coincidencias entre Galicia y California, aunque, eso sí, detrás de la toponimia se esconden particularidades de la comunidad muy alejadas de Venice Beach y alrededores que pueden ser igual o más atractivas que el Observatorio Griffith.

A casi 9.000 kilómetros de distancia de la ciudad de las estrellas, Os Ánxeles, en Brión, nada tiene que ver con el Paseo de la Fama, Rodeo Drive, los skaters o los batidos detox. En esta parroquia de la comarca de Santiago el goce pasa por disfrutar de los verdes paisajes, pasear por la orilla del río Sar o acercarse al balneario do Tremo. 

Rande y el Golden Gate

Si uno enfila la AP-9 desde este punto, al cruzar Rande muchos sentirán que están inmersos en Superman El origen del planeta de los simios, pero nada más lejos de la realidad. Si el puente que lleva hasta Vigo guarda alguna similitud con el Golden Gate, la verdadera coincidencia con San Francisco se encuentra en Muros, unos cuantos kilómetros al norte de la ciudad olívica. Concretamente en Louro, la playa de San Francisco reúne todos los requisitos que busca un turista cuando se atrinchera en uno de los arenales de la ciudad americana. Esta playa desborda servicios, tiene un ambiente perfecto para ir con la familia y el sol, en verano, está prácticamente asegurado.

Precisamente sol y calor es lo que están viviendo en Monterrei. Y no precisamente en la ciudad mexicana, ni tampoco en la de California. El concello ourensano alcanza estos días los 35 grados, una temperatura mucho más elevada que los gigantes americanos con los que comparte nombre, una ocasión perfecta para refrescarse a orillas del río Búbal mientras se disfruta de sus hermosas cascadas. 

Death Valley y Costa da Morte

Pero esta cuestión se escapa a la toponimia, y la casualidad hace que, a pesar de la distancia, cada uno tenga su lugar con mención a la muerte. Puntos, por otra parte, que pese al nombre se encuentran entre lo más visitado de Galicia y California. Cruzando el charco, el Death Valley atrae a los turistas más aventureros por tratarse de un paraje desértico que, de hecho, en algunas épocas del año soporta momentos de calor insoportables. No obstante, tiene atractivos como el Badwater, una cuenca que se presenta como un gran mar cubierto de sal. En las antípodas de este paisaje, claro, la orografía de la Costa da Morte.

Hay quien cree que el concepto Galifornia se ha ampliado a toda la comunidad cuando, en realidad, representa características propias de zonas del sur de Galicia. Por eso, Vigo es para muchos el epíteto del término. Las comparaciones con Samil y Venice Beach se suceden con frecuencia y el moreno de los turistas, comparable al de una escena de Los vigilantes de la playa, no deja lugar a dudas. Pero la casualidad ha hecho que una parroquia de la ciudad olívica comparta nombre, sin embargo, con Florida.

Coincidencias al cruzar el charco

Cala Hawái

.

Los vecinos del concello coruñés de Pontedeume conocen este arenal como cala Hawái por el escaso oleaje y su tipo de vegetación, aunque su nombre real es Centroña.

Olas (Mesía)

San Lourenzo de Olas, en Mesía, para nada hace referencia al surf que muchos van a practicar a California. Esta parroquia de interior tiene menos de 500 habitantes.

A Piña (Carballo)

Nada que ver con cuestiones que atiendan a lo tropical, aunque en su parroquia, Sofán, las fiestas no falten. En el 2009, este lugar de Carballo no llegaba a los treinta habitantes.

Playa Cancún (Vilaxoán)

.

La playa de O Preguntoiro, en Vilaxoán, más conocida por sus vecinos como playa Cancún, en un entorno semiurbano, está resguardada del viento y su oleaje es moderado.

Secuoyas en Ponte Caldelas

.

Las secuoyas gigantes atraen a muchos turistas al Parque Nacional de Yosemite (California). Pero en Ponte Caldelas, sus secuoyas de 50 metros de altura no tienen nada que envidiar.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
48 votos
Comentarios

También por esto somos Galifornia