.

Sí, aún hay carnavales secretos

Más allá de peliqueiros o cigarróns, el entroido se esconde tras otras máscaras como las de los madamitos, los ghuardineros o el cacharelo; hay carnavales «de autor», como en Foz, y otros más subiditos de tono.