Los coches van por el aire

En la planta Francisco Mata de A Coruña los hierros acaban hechos polvo. Pero aquí llegan mucho más que vehículos: billetes, bombonas, un obús y... ¡animales vivos!


Comentarios