La primera gran víctima de Apple

La guerra de las tabletas empuja a HP a abandonar sus dispositivos y a una posible gestión independiente de su división de ordenadores.