Un aprobado raspado en reciclaje

En 2018, la mayoría de los municipios de la provincia rebasaron la media gallega de 11,7 kilos de residuos depositados en los contenedores amarillos y 14,1 en los azules