Jose Luis Álvarez (a la derecha) y Juan Carlos Armesto (centro) junto con el alcalde de Sober, Luis Fernández Guitián, durante una presentación de material turístico sobre la Ribeira Sacra

Meirama ensaya su ocaso

El alza de los precios del mineral y de los derechos de emisión de CO2 merman la competitividad de las centrales térmicas; la de Cerceda lleva cuatro meses parada