.

Menos noticias, ¿más «fake news»?

La mayor red social del planeta ha provocado un terremoto en el mundo de la comunicación al decidir relegar las noticias y los contenidos informativos. El movimiento, efectuado cuando varios escándalos afectan a Facebook, ha tenido el efecto contrario: más controversia, una escalada de tensión con los medios y nuevos debates sobre su supuesto influjo «corrosivo» en las democracias.