Solo palabra

Fernanda Tabarés DIRECTORA DE VOZ AUDIOVISUAL

YES

30 abr 2022 . Actualizado a las 10:17 h.

El teatro abarrotado. En el escenario, ocho sillas modestas; un atril y un músico con una guitarra española. El espectáculo empieza con una advertencia: lo que allí va a suceder en las siguientes dos horas tiene una vocación efímera. Nadie lo va a grabar ni a reproducir. Los espectadores hemos acudido sin saber con quién nos vamos a encontrar ni qué historias vamos a escuchar. Dos horas después, los protagonistas han conseguido mantener a su audiencia en vilo. Solo con la palabra.

El responsable de este revelador experimento se llama François Musseau y es el corresponsal en España del diario francés Libération. Se llama Diario Vivo y convoca a periodistas, activistas o ciudadanos que tienen una historia que contar. Durante quince minutos comparten con la audiencia una experiencia personal que los que allí estamos recibimos con una emoción y un interés inquebrantables. Todo es tan sencillo como eficaz. Conmueve en esta época de más es más.

En la última convocatoria de Diario Vivo pasaron por el escenario historias terribles como la del artista Abel Azcona, que ha convertido su terrible biografía de abandono y abusos en un artefacto político; la del exdirector de El Mundo David Jiménez o la del actor Javi Martín, el guapo del primer Caiga quien caiga, diagnosticado hace un tiempo de un trastorno bipolar que lo llevó literalmente al borde del abismo.