Esta española tiene opciones de viajar al espacio

YES

Laura González opta a una de las plazas de astronauta que convoca la Agencia Espacial Europea. De momento cumple con todos los requisitos para despegar

27 mar 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

Laura González Llamazares (León, 1995) aspira a ser astronauta. Ella, intenta restarle mérito, pero es consciente de que va a participar en la tercera convocatoria de la historia de la Agencia Espacial Europea (ESA). La última fue hace 11 años. Dice que mentiría si dijera que siempre ha soñado con viajar al espacio, sin embargo, un rápido vistazo por su currículo deja claro que sus aspiraciones van más allá del planeta Tierra. «Siempre he sido muy curiosa, siempre me ha gustado mucho el espacio. Cuando de pequeña ves las estrellas, yo creo que a todos nos pasa, te quedas fascinado, te preguntas cómo será el universo... pero no te creas. Yo tuve una época que quería ser piloto de helicóptero, otra profesora, me gustaba mucho la literatura y la historia, por eso cuando decidí hacer una carrera de ciencias, no estaba al 100 % segura», confiesa esta leonesa enamorada de Galicia, donde ha veraneado muchos años.

Poco a poco fue descubriendo, aprendiendo de aviones aeroespaciales, de satélites, y se dio cuenta de que era algo que le fascinaba, hasta tal punto que con solo 26 años ya ha trabajado en misiones para la Agencia Espacial Europea en el INTA (Instituto Nacional de Técnica Aeroespacial), una para explorar planetas más allá del sistema solar y otra sobre agujeros negros.

Era algo que siempre le había rondado en la cabeza, por ello, a nadie de su entorno le sorprendió que, llegado el momento, se presentara a la convocatoria. «Era el paso natural», dice Laura y añade: «Sí que es verdad que a mi madre le asusta un poco, pero todos me han apoyado, porque saben que es algo que siempre he querido». Asegura que la emoción supera con creces el miedo, aunque reconoce que sí le preocupa cómo afecta el espacio al cuerpo. «Cuando vas al espacio, los músculos se ven afectados, también el sistema inmunológico, y como tampoco ha habido muchísimos astronautas, estas cosas todavía se están estudiando, y no se sabe muy bien cómo afecta a cada uno. Esa parte sí que asusta un poco», explica Laura.