¿De dónde salió el pulpo reversible?

SUS TÉNTACULOS NOS ATRAPARON EN TIKTOK y se expandieron. Hoy se fabrica en Vigo, en el único taller que lo confecciona en Galicia. ¿Pero quién lo hizo famoso? ¿Y es o no para niños con autismo?


¿Sabes que cuando el pulpo está contento por fuera está triste por dentro? La pregunta llegó a mi casa en Navidad, días después de que una amiga me demostrase lo fuera que estoy de lo que se lleva entre los (pre)adolescentes, que te escucharán solo de esta manera: si pronuncias «TikTok». «¿Pero no conoces el pulpo reversible?», se asombró mi amiga. Un par de días después me sacaba de dudas mi hija mayor. No se prepara á feira, se lleva en la cabeza y muestra cómo estás sin que medie una palabra, y sí, cuando está contento por fuera, por dentro está triste (o enfadado), y al revés. No sabemos quién fue el primero en llevárselo a la cabeza, pero lo hicieron popular los tiktokers favoritos de los adolescentes.

 «Juguetes como el pulpo reversible son insuficientes para el trabajo que requieren los niños con autismo. El trabajo para la expresión y la comprensión de las emociones es mucho más elaborado», señala la Federación Autismo Galicia

FRENO AL BULO

«Las personas con autismo presentan dificultades en la percepción de las emociones. A veces, los objetos tienen exclusivamente fines comerciales, hay que tenerlo en cuenta, porque no hay una prescripción terapéutica de este tipo de juguetes», asegura Cristina Couto, de la Federación Autismo Galicia, que agrupa a 16 entidades para defender los derechos y las necesidades de las personas con TEA (trastornos del espectro autista). ¿Ni pulpo reversible ni otros peluches similares son terapéuticos? «Efectivamente. Esos juguetes son insuficientes para el trabajo que requieren los niños con autismo. El trabajo para la expresión y la comprensión de las emociones es mucho más elaborado. Para que una persona entienda qué son las emociones básicas, no solo las tiene que aprender a través de imágenes u objetos, sino también ponerlas en práctica entendiendo lo que siente y lo que sienten los demás. Los especialistas no prescriben este tipo de juguetes», recalca la experta.

Así que, si quieres pulpo reversible, no te quedes con las ganas por ese temor infundado de desabastecer a quienes lo necesitan. Porque necesitar no lo necesita nadie. «Con él está pasando lo mismo que con los spinners hace unos años, cuando se decía que eran para personas con déficit de atención por hiperactividad. Al final, son juguetes que están bien, sí, pero los profesionales no los prescribimos», refuerza Cristina.

¡Este pulpo ya es made in Galicia! Lo fabrica en Vigo Hogar y Niños. «Somos los únicos en Galicia, y te diría que en España...», señala a YES Ainara Costas, de la empresa viguesa. «La diferencia es que damos la opción de personalizarlo con el nombre y con colores que se salen de los que vienen de serie. Son para niños a partir de 5 o 6 años, aunque mi hijo de 4 ya lo tiene...», cuenta Ainara.

Éxito de pulpito. Aunque para estarhappy yo lo prefiero á feira...

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
7 votos
Comentarios

¿De dónde salió el pulpo reversible?