«Un niño no pregunta si se va a morir»

Paula Buyo, pediatra oncóloga infantil en el Hospital Materno de A Coruña, insiste en que los cuidados paliativos no trabajan con la muerte, sino con la vida. «Lo que hacemos es mejorarla y que sea lo más plena posible hasta el momento final», indica la especialista, que añade que el 80 % de los niños con cáncer se curan


El trabajo de Paula Buyo puede ser desgarrador, pero asegura que merece la pena solo por la oportunidad de brindar alivio ante uno de los momentos más duros de la vida. «Que en esos momentos tan difíciles la familia te dé las gracias, la recompensa es muy grande», asegura la pediatra, integrada en el equipo que impulsó un área de cuidados paliativos pediátricos en el Hospital Materno Infantil Teresa Herrera de A Coruña. Iniciada gracias a un programa de formación de Cuidados Paliativos Pediátricos financiado por la Fundación María José Jove, hace dos años que los niños que desgraciadamente necesitan de ellos tienen un espacio propio que hace que, a veces, olviden que están en un hospital. «Ellos son mucho más optimistas que los adultos, no te dicen que no quieren tratarse», asegura Buyo, que explica cómo trabajan en un área en el que cada día toca hacer de tripas corazón.

Gracias por leer La Voz

Suscríbete al periodismo sin límites hecho en Galicia

WEB+APP
Lee todas las noticias en la edición digital y la aplicación, accede a contenidos exclusivos y disfruta de una lectura sin publicidad intrusiva
VERSIÓN PDF
Accede a la réplica del periódico en PDF, a todas las ventajas de la suscripción WEB+APP y a la hemeroteca de La Voz desde 1882

«Un niño no pregunta si se va a morir»