¿Qué hago si me quiero divorciar?

A. VÁZQUEZ

YES

AndreyPopov

LOS BIENES Y LOS HIJOS son los dos grandes puntos de discordia en una separación. Los españoles nos divorciamos, de media, a los 45 años y en la mayoría de los casos de mutuo acuerdo. ¿Cuál es la mejor opción?

09 oct 2019 . Actualizado a las 17:14 h.

Un divorcio tiene un coste afectivo, familiar y económico, pero dar el paso no implica, necesariamente, un desembolso de dinero. La Xunta tiene un servicio de asistencia jurídica gratuita al que se puede acceder en función de un máximo de ingresos y el número de personas a cargo, en un proceso de divorcio como en otro asunto judicial. ¿Un divorcio se resuelve por la vía judicial? «No siempre. Cabe la posibilidad del divorcio notarial, pero deben cumplirse unos requisitos y el principal es que no haya hijos menores a cargo, porque cuando los hay cualquier medida que se tome tiene que supervisarla la Fiscalía, que protege al menor», explica Marta Vilariño Sánchez, de Mediare Abogados.

¿Notarial o judicial?

Hijos y bienes son los dos principales puntos de discordia entre dos que deciden tomar caminos diferentes. Y en España no ocurre lo que en Estados Unidos. No es parte del guion el «¿Me concede el divorcio?». «La causa como tal no existe. Antes de que se reformase la ley del divorcio del 81, alegabas una causa, sí, pero no en el sentido de que el marido, o la mujer, deban conceder el divorcio. El divorcio es una solicitud y el que decide es el juez, a menos que no haya hijos, caso en el que también podría hacerlo el notario», detalla. El primer paso recomendable para afrontar un divorcio es consultar con un abogado. Y tratar de buscar el camino del mutuo acuerdo. Según los últimos datos que ofrece el INE, relativos al 2017, nos divorciamos, de media, superados los 20 años de matrimonio, cumplidos los 45 de edad, cuando hay hijos en común y hasta en un 77 % de los casos de común acuerdo. «A veces este no lo alcanzan los propios cónyuges porque la situación es muy tensa. Si es así, a través del despacho se trata de mediar. En función de la situación, establecemos un primer contacto, a través de una carta o por teléfono, para exponerle a la otra persona que el cliente, pongamos, quiere llevar a cabo un divorcio de mutuo acuerdo», exponen desde Mediare.

¿Cuánto se tarda?

El tiempo que lleva formalizar un divorcio es difícil de calcular, pero suele oscilar, según los últimos datos del Instituto de Estadística, entre los cuatro y los diez meses. El notarial suele ser más rápido que el judicial, y solo depende de cuando se consiga cita para formalizarlo; podría resolverse en solo una semana. Una vez que entramos en el juzgado, de acuerdo con las fuentes consultadas, se puede seguir un procedimiento de mutuo acuerdo o un procedimiento contencioso.