Apps para olvidarse de las apps

¿Qué hacíamos antes de los smartphones en las salas de espera, en el autobús, en el sofá, en los restaurantes, por la calle cuando teníamos un microsegundo de vacío? Iniciar una conversación, sacar un libro, observar a la gente. O simplemente nada


Hace unos meses, Apple presentó iOS 12, la última versión de su sistema operativo móvil. Una de sus grandes novedades era Screen Time, una herramienta que mide el tiempo que pasan los usuarios en el iPhone y permite limitarlo. Cualquiera con un smartphone entiende de dónde viene la necesidad de algo así: aunque intentemos controlar nuestro tiempo en el dispositivo, nos cuesta.

Según un análisis de Rastreator, los españoles pasamos una media de 3 horas y 51 minutos diarios en el móvil (la cifra sube hasta las 6 horas y 6 minutos para los jóvenes entre 18 y 24 años), y mirar su pantalla es lo primero y lo último que hace cada día el 51% de la población. Los efectos negativos de este uso han sido muy estudiados y los notamos día a día: dificultad para concentrarnos, problemas de sueño, dolor de cuello...

Screen Time no es en realidad nada original: son muchas las aplicaciones móviles que buscan hacernos ser conscientes del tiempo que perdemos cada día en un bucle de scroll en redes sociales o del número de veces que desbloqueamos el teléfono por simple inercia y ayudarnos a dejar de hacerlo.

Muchas de estas apps se limitan a mostrarnos los números y avisarnos cuando llevamos demasiado tiempo en el teléfono. Space, por ejemplo, va creando estadísticas diarias y te interrumpe cuando llevas un rato usando el móvil preguntándote si de verdad no tienes nada mejor que hacer. QualityTime hace algo similar, mostrándote en qué apps has pasado el tiempo. Freedom permite bloquear apps y webs tanto en el teléfono como en el ordenador, para que no te escapes.

UN ARBOLITO VIRTUAL

Para los que necesitan un incentivo extra, en Forest cada vez que activas el temporizador de tiempo offline, empieza a crecer un arbolito virtual. Si eres capaz de estar el tiempo estipulado sin mirar el móvil, el árbol se añade a tu bosque. Si cortas antes, se añade al bosque igual, pero muerto. Además, los usuarios premium contribuyen a proyectos de reforestación real en varios países de África a través de una ONG. Flipd cuenta solo el tiempo que pasas sin tocar el móvil de forma consciente, es decir, cuando le dices «voy a estar dos horas offline». Si cierras la app o abres otra, la sesión se acaba.

Siempo va aún más allá y toma tu smartphone por completo: se convierte en tu pantalla de inicio, con iconos sencillos en blanco y negro (hacen del teléfono un lugar menos atractivo). Puedes decirle qué apps quieres usar menos (Facebook, Instagram…) y, además, de poner sus iconos en otra pantalla, los va cambiando de sitio para evitar que aprendas y automatices dónde están.

Lo que mejor funciona es dejar el teléfono en casa, sí. Pero si te parece demasiado brusco, estas apps te ayudarán a dar el primer paso.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Apps para olvidarse de las apps