¿Primavera en febrero?, cuidado con marzo

EL CAMBIO DE ARMARIO DEBE ESPERAR Winter is coming? Sí, si nos atenemos a las estadísticas. No te confíes ni un rayo de sol y, si te quitas el sayo, tenlo a mano. El invierno no ha acabado. Los meteorólogos aconsejan precaución


Disfruta, pero no te confíes un rayo, y si te quitas el sayo tenlo muy a mano, que, teniendo en cuenta la pauta y las estadísticas, a la vuelta de la esquina refresca en la previsión. Como chicarrones del Norte, no esperamos a quitarnos las botas y el abrigo ni dos días de sol. Pero si febrero mayea, o incluso juniea, ojo a marzo, no pierdas de vista el nombre de la estación en la que estás, porque es probable que el invierno vuelva para reclamar el trono en sus dominios astronómicos. El veranillo de los ciclones bomba pide prevención. ¿La primavera en febrero promete un marzo frío? «El hecho de que estemos disfrutando no solo en Galicia, sino en muchos puntos de Europa, de temperaturas más altas de lo normal, se debe a que la circulación está anómala, y en otros lugares también está haciendo más frío de lo normal. No es que el invierno se haya acabado, sigue en el hemisferio norte. Si la circulación se normaliza, cabe esperar en marzo un tiempo invernal, porque hay mucho aire frío retenido. Lo más probable es que vuelva el tiempo de borrascas, con momentos de entradas de aire frío. Así que no es el momento de confiarse, ni de cambiar el armario y quitarse el sayo», apunta el meteorólogo Juan Taboada.

«Es mala noticia que venga adelantado el calor, la primavera meteorológica, porque el invierno astronómico no ha terminado -refuerza el experto Martín Barreiro-. Estadísticamente, es probable que de aquí a la primavera real tengamos días frescos, incluso días de nieve. El período más frío del invierno está tocando su fin, pero lo clásico de estas situaciones es que, tras una floración precoz, puedan a venir heladas o un ambiente invernal, aunque, ojo, no necesariamente tiene por qué ser así», se cura en salud.

Si las cosas tienden a la normalidad, marzo se pondrá frío y traerá lluvias, «pero confiemos en que no vamos a tener un marzo tan malo y extremo como el pasado», manifiesta Taboada.

Y en abril, ¿aguas mil? «Este es un refrán que hace más referencia a Castilla que a Galicia, porque abril no es aquí un mes que destaque precisamente por sus lluvias», asegura.

Y, ya que estamos con el refranero popular, ¿cuando marzo mayea, mayo marcea? «La atmósfera es un sistema dinámico que no tiene memoria. No tiene por qué», desmonta Taboada.

Los meses con erre no son buenos para tomar el sol, decían las abuelas, en el top de la experiencia y la intuición. Con el bañador puesto y el sayo a mano, disfruta el sol de la sabiduría popular. Que si vuelve el invierno, estemos fuertes en reservas de calor.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

¿Primavera en febrero?, cuidado con marzo